Ingresar
Buscar
INICIO
Foros más comentados

CREAR TEMA

Viernes 19/04/2019, 17:27:27
2407 Posts - 417 Puntos
Escrito por Serxens

Leía las declaraciones de Mura, quizás mi primer ídolo. Como gambetaba!!! La llevaba atada.

Cuenta la final de la Libertadores de 1965. Todavía recuerdo las corridas y gritos dentro de casa gritando los goles.

En ese momento después de haber ganado en Avellaneda, tenía un confianza enorme en la revancha. Pero perdimos y nos hicieron 3 goles; no lo podía creer!!!

Quizás a la mayoría les pasó desapercibido, pero a mi me pegó en el medio del pecho una acotación que hizo:
- "Podría ser que los jugadores de Peñarol hayan tenido "ayuda física",
pero ellos llegaron muy mal a Chile y nosotros enteritos."
Los jugadores se dan cuenta perfectamente dentro de la cancha cuando el rival tiene Ayudín, nafta de avión o como quieran llamarlo.

Esa serie no la sufrí porque ganamos, pero me trae los recuerdos, y de ahí el dolor en el pecho, de la semifinal de 1979.

Fuimos a la cancha de los bosteros y con el empate eramos finalistas. Antes de la media hora, ya ganaban ellos 2 - 0 y corrían como nunca en su vida. Outes tiempo después decía que a ellos ni se les podía hablar, no te reconocían, estaban sacados.

A la semana fueron al Centenario y ni levantaron las gambas, un Peñarol ya eliminado los cagó a pelotazos, incluso con un tiro en el palo de Gatti en el último minuto, se salvaron de milagro.
El Ayudín no se puede tomar todo el tiempo...

A la semana jugamos el desempate en el gallinero, pero nos faltaban varios por lesiones o suspensiones... el japonés Perez, Pagnanini, Fren, Outes y no recuerdo si alguno más. Incluso entraron pibes de la reserva debutando en la Libertadores.
Yo estaba en la Sivori donde el Bocha le da un pase a uno de los pibes, con Gatti caído y le erra al arco... Uno de los partidos que más sufrí en mi vida.

Las estadísticas dicen que los bosteros fueron a la final (que perdieron contra los paraguayos) pero solo los que tenemos memoria sabemos gracias a qué llegaron.

Años después, hasta haciendo bromas, en los reportajes de los programas deportivos, varios reconocían los estímulos que usaban el Toto Lorenzo con su preparador físico Jorge Castelli... Habría que descontarles algunas copitas a esos nenes.

Es tal cual lo narras, se decía por ese entonces, que habiendo terminado el partido, los bosteros seguían corriendo en el vestuario.