Ingresar
Buscar
INICIO
Foros más comentados

CREAR TEMA

Lunes 30/12/2019, 09:45:52
13968 Posts - 4252 Puntos
Impresentable lo de este muchacho, típica nota cazabobos. Cae en el facilismo de la queja instantánea, sin argumentos válidos ni propuestas alternativas. Un monumento al gataflorismo. Antes se quejaban del populismo derrochador; y ahora se quejan de medidas impuestas por la realidad. Que no mienta ni se haga el tonto, porque Macri hizo un ajuste mucho peor y nadie prendió fuego a la Rosada, ni saqueó Olivos, y tampoco secuestró a esposa e hija. Y lo peor de todo, fue un ajuste que no sirvió para mejorar nada, sólo para transferir recursos desde la clase trabajadora hacia la clase privilegiada, devaluando salarios y facilitando la bicicleta financiera. Y no sólo no mejoró nada, por el contrario, empeoró todo, con más pobreza, más inflación y más deuda externa, aniquilando el aparato productivo con una tremenda recesión. Ese tipo sí que vendió gato por libre: "pobreza cero", "no devaluaremos", "la inflación es lo más fácil de resolver", "lluvia de inversiones", entre otros espejismos sembrados en las mentes de los ilusos. Por otro lado, el ajuste de Fernández habrá servido si de esa manera se reactiva el aparato productivo, según lo planeado, con aumento de consumo, producción y trabajo. La gran diferencia es que el costo de la reactivación pesará mayormente sobre la clase alta. La fracción de la clase media que aun puede darse el lujo de ahorrar también deberá hacer un esfuerzo, o mejor dicho, darse un baño de realismo, no pudiendo acceder más al dólar barato y contenido que les subsidiaba el Gato. Pero parece que no entienden que el gran negocio lo hacían otros, los amigos del gobierno anterior, aprovechando las tasas altísimas en pesos y luego volviendo a comprar un dólar retrasado frente a la inflación, para así fugar divisas saqueadas del pueblo trabajador. Ahora que al menos esperen a ver los resultados para criticar; o en todo caso que critiquen constructivamente, proponiendo soluciones superadoras y factibles; pero acá hay mucho resentimiento y necesidad de llorar antes de tiempo, sin detenerse a analizar la dimensión del desastre. Por cierto, ¿quién tomó la deuda del FMI que ahora hay que pagar? ¿Y qué propone hacer el indignado periodista? ¿No pagamos y nos aislamos del mundo? Mucho humo demagógico y oportunista. Por el bien del país, espero que la situación mejore y se tenga que tragar sus palabras; pero si eso sucede, seguramente mirará para otro lado y no se hará cargo de nada. Pero que no se preocupe, la libertad de prensa está garantizada y podrá seguir opinando aunque sea sin fundamentos. Eso sí, la credibilidad perdida ya no la podrá recuperar.