Leguizamón, un arsenal de goles
Foto
<-- Compartí la nota y suma puntos para ganar tu premio
Miércoles, 25 julio 2012

El delantero firmó esta tarde y suma a su trayectoria a Independiente. Es el máximo goleador del conjunto de Sarandí, con el que obtuvo el último Clausura 2012. En River, en 2004, jugó poco.

El Plan A para reforzar la delantera fue Cvitanich. Sin embargo, dado el rendimiento de ambos jugadores en el segundo semestre tranquilamente Luciano Leguizamón podría haberlo sido. De hecho lo fue, casi. Porque ante la primera negativa desde Holanda, los dirigentes de Independiente no lo dudaron y arreglaron la vinculación de Legui.


Increíblemente Arsenal lo dejó libre y no intentó, según informaron, cerrar un nuevo contrato con uno de los jugadores más influyentes en la historia del conjunto de Sarandí. Goleador histórico y futbolista clave en el único título en Primera División, el pasado Clausura 2012.

Haciendo historia hay que señalar que Legui nació el 1 de julio de 1982 en Concepción del Uruguay, provincia de Entre Ríos. Su primer roce con la pelota en el fútbol profesional lo dio en Gimnasia y Esgrima de Concepción del Uruguay. Formó parte del plantel con 16 años, a partir de 1998 y en 2002 tuvo la posibilidad de jugar una promoción pero no pudo lograr el ascenso. En esa oportunidad Unión de Santa Fe mantuvo la categoría. Fue 3-1 de local y 0-3 de visitante para los entrerrianos que estuvieron a un paso de la epopeya.

 

Justamente, su actuación le valió a Leguizamón el interés de River Plate. Sí, de ser clave en el conjunto de Entre Ríos, aparecieron los billetes del Millonario para tentarlo. De todas maneras su paso no iba a ser lo esperado. Rápidamente fue cedido  a préstamo al Tatengue.

Con 3 goles en 13 partidos, su paso por Unión no fue tan importante. Tras la obligación de volver a River, le surgió otro préstamo. Esta vez fue a Europa, más precisamente al Polideportivo Ejido de España. Con estadísticas similares regresó al conjunto de Núñez y tras una temporada con poca acción decidió en  2005 arreglar su desvinculación.

A partir de allí el camino lo llevó a Córdoba. Se unió a un Talleres que se armó buscando el objetivo de lograr el ascenso, aunque no pudo completar el objetivo. Estuvo hasta el 2006 vistiendo los colores del tallarín hasta que llegó la oportunidad de Gimnasia y Esgrima de La Plata.

En el Lobo platense fue protagonista de un episodio anecdótico que le valió una sanción y ser apartado del plantel. Estudiantes terminaba de ganar el clásico 1-0 a Gimnasia y Verón se acercó a Legui para intercambiar camisetas. Esto estuvo mal visto por los hinchas y los dirigentes se vieron en la obligación de castigar al jugador.

Así las cosas, en 2007, el delantero dejaba el conjunto platense para llegar a uno de los equipos en el que más rindió, en el que mejor se sintió y en el que pudo desarrollar todas sus cualidades. Sí, Arsenal de Sarandí.

El vínculo con el equipo de la familia Grondona comenzó en 2008 y si bien sufrió una leve interrupción en 2009-2010, momento en el que fue cedido a préstamo al Al-Ittihad de Arabia Saudita, finalizó con la coronación en el último torneo.

En 2010 alcanzó un logro personal al superar a José Luis Calderón en cantidad de goles con la casaca celeste y la banda roja atravesándola, o sea, con la de Arsenal de Sarandí. Además, si bien no formó parte del equipo que ganó la Copa Sudamericana, sí pudo disputar y ganar la Suruga Bank 2008.

Sin dudas, el Rojo sacudió el mercado interno con su llegada. Sin dudas, el Rojo sigue sumando experiencia en todas sus líneas. Sin dudas, el Rojo adquirió un gran delantero, de una pegada envidiable, de un juego pleno, de gol y una calidad a resaltar. Sin dudas, alguien que va a marcar la diferencia y a abrir esos partidos cerrados. Un gran ladero para el Tecla.

Dejá tu comentario