Ojos DDT: La Noche siempre es más oscura antes del Amanecer
Escrito por |
Foto
<-- Compartí la nota y suma puntos para ganar tu premio!
Martes, 18 septiembre 2012

En el estadio Alberto J. Armando se pudo ver el mejor rendimiento de Independiente en lo que va de la temporada, desde lo tactito y estratégico. Fue todo del Rojo, lo bueno y lo malo, todo lo hizo el equipo conducido por Gallego, fue quien propuso y dispuso de las ocasiones tanto a favor como en contra.

Por un lado podemos analizar la decisión del DT de poner a Galeano en reemplazo de Valles para ocupar el lateral derecho, tratando de fortalecer ese sector de la defensa para enfrentar lo más fuerte del ataque boquense. Sin embargo la figura del partido fue Sánchez Miño, quien generó la jugada del primer gol de Boca y convirtió el segundo, dejando al descubierto el resultado negativo de la apuesta de Gallego.

El otro lado de la moneda mostró lo mejor de Independiente, confirmando lo bueno del encuentro anterior ante Quilmes. El Rojo tuvo mayor coordinación en ataque, disminuyó la cantidad de envíos aéreos al área contraria, sustituyéndolos por combinaciones grupales, desequilibrios, y cambios de frentes efectivos que generaron en total 13 ocasiones de gol para el equipo de Avellaneda y contabilizaron el 57 por ciento de la posición del balón.

La estrategia que llevó a los rojos a superar a Boca en el primer tiempo, se encontró con un duro golpe en la segunda parte con un  gol tempranero que resultó definitorio. Vale resaltar el avance hacia la propuesta del nuevo DT, la cual se refleja en el gráfico a continuación, donde Independiente superó en los intentos de asistencias en profundidad para dejar a sus atacantes cara a cara con Ustari; contraponiéndolo con los enfrentamientos anteriores por Copa Sudamericana, donde Independiente solo buscó el desequilibrio con una única arma: los centros.

Números para el Ojo DDT del hincha:

Desde Ojos DDT hicimos un seguimiento exhaustivo de la actuación del número 10 Rojo, Hernán Fredes, frente a Boca.

Es importante remarcar que el técnico, decidió colocar al volante en una posición en la cual no ha tenido sus mejores actuaciones. Esto, sumado a la improvisación de un Galeano como lateral derecho, fueron los puntos más flojos de la defensa de Independiente.

Mas allá de eso, Fredes tuvo una buena primera mitad, con un porcentaje de eficacia en sus entregas de casi el 90 por ciento, y se mostró activo tanto en defensa, con 4 rebotes y 3 recuperaciones, como en ataque,  participando en la creación de maniobras ofensivas.

EL segundo tiempo, empezó de la peor manera para el número 10, quien al minuto tuvo una pérdida de balón que termino en el segundo gol de Boca. Después ante la salida de Rosales a los 11 minutos, ocupó el puesto de enganche sin gravitar, no pudiendo recuperarse mentalmente del shock sufrido tras el error no forzado.

Tras la derrota del domingo, Independiente iguala la máxima cantidad de partidos sin conocer la victoria en su historia, catorce, que data del 2002. En aquellos tiempos Gallego también estaba a cargo de la dirección técnica de Independiente, y tras quebrar la historia terminó consagrándose campeón del apertura 2002. La noche siempre es más oscura antes del amanecer. 

Dejá tu comentario