Análisis de alternativas
Escrito por |
Foto
<-- Compartí la nota y suma puntos para ganar tu premio!
Domingo, 16 octubre 2016

Independiente es una sumatoria de bajísimos rendimientos y una idea clara que no encuentra un reflejo en el campo de juego.

Las intenciones futbolísticas de Gabriel Milito y lo que intenta hacer con su equipo son más que claras y de eso no hay dudas. Apostar a la tenencia de la pelota, circularla para buscar la generación de espacios y en virtud de eso buscar las alternativas para llegar al arco rival; presionar en la salida del equipo contrario y recuperar rápido y no caer en la desesperación ante el paso de los minutos. Sin embargo, muy poco de eso se termina viendo en la cancha a la hora de ver jugar a Independiente.

El equipo, que en las primeras fechas mostraba cierta impresión de solidez defensiva – es cierto que recibió pocos goles – no mostró ese mismo aspecto ante Atlético Tucumán. Si el rival hubiese sido más preciso, el partido pudo haber terminado en una goleada. También es cierto que, ya en el segundo tiempo y con un hombre menos, se tuvieron chances para llegar al descuento, pero ninguna de ellas parece haber llegado a raíz de la intención de juego primaria, sino más bien por producto de arrestos individuales o una búsqueda desesperada.

No hay que confundir, a esta altura, intenciones con propuestas. Nadie discutirá que lo pregonado – hasta ahora sólo desde el discurso – se asemeja al gusto general de los hinchas de Independiente, pero quizás sea hora de replantear las formas ¿Tiene este plantel los intérpretes necesarios para insistir con el mismo esquema o es momento de asimilar alternativas que puedan intentar llevar a cabo lo mismo de una forma diferente? Quizás sea una pregunta que pueda comenzar a plantearse.

Dejá tu comentario