Se terminó
Escrito por |
Foto
<-- Compartí la nota y suma puntos para ganar tu premio!
Sábado, 17 diciembre 2016

En una noche planteada como una fiesta, Independiente volvió a jugar muy mal y perdió ante Banfield 1-0. El equipo de Gabriel Milito estuvo sumamente impreciso y errático, desperdició absolutamente todas las oportunidades en las que tuvo la pelota y mostró su peor cara. Esto produjo la inesperada salida del DT, quien dejó su cargo.

El último duelo del semestre fue fiel reflejo de las debilidades que reúne este plantel, que no encontró los circuitos de juego. Se terminó otro año para el olvido, ojalá que 2017 traiga un lavado de cara profundo en el Rojo.

Dejá tu comentario