Uno x Uno + Puntajes vs Banfield
Escrito por |
Foto
<-- Compartí la nota y suma puntos para ganar tu premio!
Sábado, 17 diciembre 2016

Martín Campaña (6):  Le tapó un tremendo mano a mano a Silva en el arranque del juego. En más de una oportunidad lo complicaron con pases atrás y resolvió con precaución. Sobre el final lo apuró el entorno y casi le hacen un gol de carambola, que salvó rápidamente. Poca responsabilidad en el gol del Taladro.

Gustavo Toledo (2): Siempre en una revolución más, por momentos desconcentrado, comentiendo descuidos de principiante. Corrió de más, pese a proyectarse satisfactoriamente en algunos tramos. Mejor en ataque que en defensa, donde sufrió los avances de Bertolo y mostró su peor cara.

Nicolás Figal (3): Por momentos comprometió a sus compañeros con errores de entrega. Silva le comió las espaldas en ocasiones claras que pudieron ser dañinas. Cerró una jornada rápidamente olvidable.

Víctor Cuesta (4): Salió con criterio desde el fondo pero se equivocó demasiado, rápido para cortar muchas veces sus propias fallas en los pases cortos. Duro en la marca, recibió la quinta amarilla y no estará ante Talleres en el primer duelo de 2017.

Nicolás Tagliafico (5): Intentó generar una sociedad con Sánchez Miño y pasar en tándem al ataque. Poco trabajo en defensa, donde realizó cortes interesantes, pero aportó más en ataque, siendo primer pase hacia la izquierda.

Fabricio Bustos (6): Juegó con una valentía que no deja de asombrar para su reciente debut en primera. Buscó armar triangulaciones con Ortíz y Toledo, luego con Barco, para abastecer a Meza. Metió, corrió, pisó el área y, cuando pudo,  jugó. Deberá trasladar el ímpetu a acciones determinantes. Auspicioso cierre de año para el juvenil.

Jorge Ortíz (3): Encargado de generar el juego, falló en las decisiones y entregas decisivas. En una noche poco trascendente, el fútbol pasó por sus pies y eso explica el mal nivel de Independiente en la etapa incial. Salió reemplazado por Barco en el entretiempo.

Diego Rodríguez (3.5): Atolondrado en la primera parte, perdió muchas pelotas cerca del círculo central pero relevó bien a los defensores que buscaron proyectarse. Tuvo la dura tarea de anular a Erviti. La salida de Ortíz lo transformó en el encargado de transportar la pelota y apenas mejoró.

Juan Sánchez Miño (3): Al comienzo quedó frente al arco y desperdició el mano a mano con Hilario Navarro. Quiso ser opción por izquierda pero no desequlibró. Al igual que el resto del mediocampo, equivocó mucho. Se retiró totalmente silbado e ingresó Rigoni.

Maximiliano Meza (4): Hasta los 75’ apenas participó del juego, más allá de algunas jugadas puntuales. No estuvo activo como ante Colón y el equipo lo sufrió. Tuvo un remate que se fue arriba del travesaño tras crear una pared con Toledo y luego un tiro desviado. En el cierre se volvió la carta más punzante en el ataque y generó las pocas aproximaciones del equipo.

Diego Vera (4): Empujó y bajó para involucrarse con la creación de juego porque lo abastecieron muy poco con claridad. Despejó mucho en el área propia. Le anularon un gol que supo definir muy bien por offside y salió por Denis a los 22 del ST. Poco del uruguayo.

Ezequiel Barco (4): Entró en el entretiempo por Ortíz para brindarle desequilibrio a la mitad de la cancha y consiguió muchas faltas a pura gambeta, pero se fue perdiendo con los minutos.

Germán Denis (3): Tomó el lugar de Vera y al igual que el ex Estudiantes debió bajar demasiado para encontrarse con la pelota. Cuando la tuvo, también equivocó los caminos.

Emiliano Rigoni (S/C): A falta de 15 minutos ingresó por Sánchez Miño. No logró meterse en el funcionamiento y sumó a la imprecisión colectiva.

Gabriel Milito (4): Su equipo se vio desordenado, errático con el balón y permitiéndole a Banfield acercarse al arco de Campaña. Cuando tomó mayor dominio de la pelota no supo qué hacer con ella, más que equivocar los caminos. La inclusión de Sánchez Miño le quitó dinamismo a los ataques. En el entretiempo sacó a Ortíz y puso a Barco para romper la monotonía y buscar un cambio de actitud que duró poco. Después en el intercambio de centrodelanteros, su conjunto no encontró diferencias y continuó en la senda de las fallas. La modificación de Rigoni tampoco logró torcer el destino de un partido desastroso, que se perdió al final.

Dejá tu comentario