Agüero: “No hay excusas”