El primero de Mancuello en Flamengo fue un golazo