Ingresar
Buscar
INICIO
Foros más comentados

CREAR TEMA

Miércoles 22/05/2019, 13:51:17
4377 Posts - 1364 Puntos
Como todos saben, como hombre de gran cultura y de gran nivel económico, no solo concurro al futbol, también voy a recitales de música, cine y teatro... ---- Cada rama del arte y de los deportes tienen diferentes ambientes y público... --- Por ejemplo, no es el mismo público el asistente a hechos deportivos vinculados al golf o al futbol... No digo que unos u otros sean mejores o peores: son diferentes. ---- Dentro de la música, por ejemplo, les aseguro que no es igual el accionar de los concurrentes al Gran Bailazo en Comanjilla con la presentación del Grupo Samuray, al que registran los melómanos asistentes a un Gran Abono del Teatro Colón al oír la Novena Sinfonía de Beethoven. ------ No es igual la asistencia ni la respuesta final en cine (donde no están presentes ni los actores ni el director de la película) ante dos filmes distintos, como ser: Halloween o Medianoche en París... ------
Yo mismo, el mismo ser humano, cuando voy al teatro, pago mi entrada, si la obra me gusta, aplaudo. Si no me gusta, me quedo con las manitos en el bolsillo: no silbo, no insulto. ----- Pero el futbol y el teatro tienen algunas pequeñas diferencias... ----- Ejemplos: Teatro: elijo la obra por temática, trama, director, actores, si ya vi la obra o leí un libro y me gustó y sobre el cual es la puesta, elijo también el día, horario, recinto en que iré a verla... Futbol: no puede el socio, que paga todo el año, elegir el día, el horario (y hace tiempo tampoco el lugar, solo podemos ir "de local" pues los visitantes no pueden concurrir).. El socio paga todo el año y si llueve, se caga mojando, si hace calor, se caga de calor, si hace frío, se caga de frío... ------- No puede el hincha elegir, como en el teatro, qué actor ver o no: ponen a Denis y yo lo odio, pero lo ponen igual... ------ Y hay más diferencias: en el teatro, puedo reírme pero no debo aplaudir ni hablar por celular, en la cancha puedo ovacionar a Domingo porque robó una pelota, gritar por un gol, cantar... Y puedo putear al referí, el cuerpo técnico, la C. D., los jugadores rivales y aun los propios... ¿Por qué? Porque soy hincha. ----- Y esos tipos que están ahí adentro ganan buen dinero gracias a mí, que pago un abono o una entrada o los miro por televisión (y a veces, por Internet), vibrando, sufriendo, gritando como loco con cada gol nuestro, o sufriéndolo en mi arco. ---- Porque soy hincha, no como ellos, que mañana jugarán en Flandria o Real Madrid y dirán que dejan todo por esa camiseta. Y los voy a aplaudir hasta que me queden las manos rojas y doliendo de alegría, y los voy a putear hasta quedarme ronco o afónico (como estoy ahora, hoy, yo, el de los discursos magníficos sobre Borges). Y los voy a vitorear, voy a cantar sus nombres, y les voy a dar gracias, señor Pastoriza, o les voy a exigir que la camiseta del Rojo se tiene que transpirar y sino no se la pongan, porque toda mi vida soy hincha del Rojo, no como ellos... ---- Y los voy a recagar a puteadas a Comparada y a Cantero, y a los malos jugadores, y a los técnicos, cuando fallen, porque yo les doy de comer, y no soy hincha un año que juego en el Rojo, como ellos. ---- Y repito, y lo voy a repetir mil veces: los voy a recontracagar a putedadas todas las veces que se me ocurra, porque yo lloré el descenso de Independiente. ----- Así que muchachos: no hagan la de los macristas arrepentidos: no puteen, si no quieren, no aplaudan si no quieren, no silben si no quieren, yo lo único que hago es defender mi expresión por lo que siento: amor por Independiente. ---- Y Oj Alá (Dios quiera) que todos los partidos quede ronco por los goles nuestros, se me rompan las manos aplaudiendo, se me acalambren los brazos revoleando la remera. Pero por favor, déjenme con mi necesidad de putearlos cuando estos hijos de puta nos arruinan la vida. Porque soy hincha de Independiente.