Ingresar
Buscar
INICIO
Foros más comentados

CREAR TEMA

Miércoles 18/03/2020, 01:08:55
Post para los del interior
  • 0
    Seguidores
  • 21
    Comentarios
  • 3
    Me gusta
  • 2792
    Vistas
1564 Posts - 364 Puntos
Ya que todos están tirando temas al dope para entretenerse ... Apelo a los mayores de 35/40 del foro que viven o hayan vivido su infancia en pueblos o ciudades chicas del interior ... Y cuenten que divertimentos tenían en los tiempos libres ( además de la pelota ) ...pero divertimentos salvajes, indios . . Historias de Gomeras ( hondas para algunos) , cazar pájaros, cuises , ( ya más grandes liebres con perros o escopeta) , salír a las taperas en los campos o casas abandonadas del pueblo a afanar mandarinas, nísperos, higos... Si tenían algún arroyo,río, lago, laguna cerca y escaparse a pescar .. a cazar anguilas... Cazar pájaros con la trampera, o pega-pega o el cuadrado... Cazar ranas con caña y anzuelo o de noche con la mano y linterna , cazar bandadas de jilgueros con las boleadoras...  puffff... Que lindo era ser pibe sin tablets, ni celulares, ni play. La niñez se vivía.  Cuando de grande les contaba estas cosas a mis compañeros del terciario de educación física a los rosarinos.. me miraban como si fuera un Sioux. No creo que haya muchos en el foro que hayan pasado por todo ésto.. creo que hay una gran mayoría de foristas de capital, conurbano y ciudades grandes que por su volumen no permitían salir solos a los campos de los alrededores. Nosotros nos pasábamos horas enteras jugando a algo en los campos, montes y taperas de los 3 kms a la redonda del pueblo... Y ni hablar de millones de anécdotas   peligrosas y graciosas, de todo
Miércoles 18/03/2020, 03:36:05
49285 Posts - 16239 Puntos
Hasta los 6 años que empece la escuela , los veranos lo pasabamos en la casa de mi abuela , tenia una asequia que pasaba por atras del horno de barro, donde mi abuela hacia el pan casero, la manteca , los fideos era todo hecho por ella, el dulce de uva moscatel de la parra, .
La diversión con mis primos, eramos un batallon , mi viejo eran 8 hermanos , era escaparnos en punta de pie con las zapatillas en la mano , mientras los mayores dormían la siesta que era sagrada , en traslasierra los veranos eran calurosos e interminables.

Ir a la higuera a comer higos era una de las diversiones , otra era hacer carreras de barcos en la asequia, los barcos los haciamos con latas de sardinas vacias.
Algunos usaban la gomera que fabricaban . En esa yo no me pendria, no me gustaba matar a los pobres pajaros.

Los dias de lluvia a la tarde agarrabamos bolsas de alpillera de las papas, las cortabamos , nos haciamos una capa y saliamos a jugar igual bajo la lluvia.

LLo que era esa agua de pozo o los pucheros de gallina de campo, es algo que. nunca mas volvi a probar .
Andar en burro por el campo de mi abuela era lo mejor .
Pero el que vivio de pibe en el campo fue mi viejo, se pasaba horas contandome sus aventuras. Las bromas que hacian , bien pesadas l sus juegos eran las bolitas y armar algun barrilete con cañas, papel de diario, hilo blanco de almacen y xon trapos la cola.

esos eran los juegos, correr todo el dia, ir al arroyo o en familia a Mina Clavero al balneario.
A esa edad parece todo eterno, que el tiempo no va a pasar mas , lindo seria volver 10 minutos a uno de esos momentos, en los asados de chivito a la noche y mis tios cantando y tocando la guitarra. .

Miércoles 18/03/2020, 03:51:58
209 Posts - 73 Puntos
De lo que contás hice todo y mucho más.

Nosotros hacíamos como algo usual cuando estábamos aburridos "guerra de piedras", cinco para un lado, cinco para otro y nos cagábamos a piedrazos, a mí me rompieron la cabeza más de una vez, a mi hermano también, en realidad todos alguna que otra vez volvíamos a la casa con el marote lesionado.

Recuerdo siestas enteras subidos arriba de un árbol de moras comiendo moras y hablando boludeces con los amigos. Hay que estar cuatro, cinco horas como los monos recostados en una rama, arriba de un árbol.
Miércoles 18/03/2020, 07:41:46
4822 Posts - 1118 Puntos
Toda mi infancia en Alvear y Ayacucho, colegio bilingüe mañana y tarde, en época escolar solo Geba los fines de semana, lo bueno en las vacaciones es que todos los primos nos íbamos los tres meses a los campos de los abuelos...mil anécdotas..desde usar a un peón de caballo hasta tirarle con la escopeta a un carrito en la mano de la nana...que juventud hermosa !!!
Miércoles 18/03/2020, 08:18:14
4822 Posts - 1118 Puntos
Quise decir tarrito.....
Miércoles 18/03/2020, 09:16:53
868 Posts - 323 Puntos
Hola, que bueno!!!...todo eso que mencionás (cazar ranas, cazar con la gomera o el aire comprimido, pescar....jugar a la pelota todo el día en cancha de once por que sobraban los potreros etc etc )LO HICE!!! Fui un afortunado.
Mi viejo era un ferroviario de esos nómades que mandan de destino a destino...y atrás ibamos nosotros, su familia.
Cuento una anécdota que ocurrió cuando vivimos un tiempo con mis viejos y hermanos en un pueblo chiquito del sur de Cordoba que se llama Sampacho...
Con mi hermano, dos años mayor, siempre jugabamos a los indios, y habíamos aprendido a ENLAZAR!....habíamos adquirido una tecnica impresionante como en las peliculas de cow-boys... Obviamente, siendo niños no podíamos enlazar animales de gran porte. Aprovechando que mi viejo tenía criadero de gallinas (entre otros animales) experimentamos con esas aves...
Las soltábamos, y jugábamos a ver quien metía mas en el gallinero. Nos meábamos de risa...pero...una vez, mi hermano apretó demasiado fuerte el lazo por que el Gallo (el que se embocaba a todas las gallinas) se resistía....entonces apretó fuerte...tan fuerte que CAYÓ SECO.
Intentamos reanimarlo...el gallo no raccionaba de ninguna manera.
El miedo se apoderó de nosotros, eramos niños, habiamos matado a un animal y no teníamos fuerzas para cavar un pozo. Se nos ocurrió esconder el "cadaver" bajo unas maderas que tenia mi viejo acumuladas para prender fuego...
Terminamos como pudimos la faena, en eso sale mi viejo al patio y nos observa como dándose cuenta que algo estábamos tramando. Teníamos una actitud muy tensa. Antes de que pudiera preguntarnos que nos pasaba, las maderas empiezan a sacudirse con violencia...a lo que mi viejo va y levanta una o dos que estaban arriba....
El gallo salió desesperado, refregándose de un salto contra la cara de mi viejo que se llevó un julepe de aquellos...
Y cuando vio que el pobre bicho tenía aún la soga colgandole del cuello entendió todo y nos puteó hasta en ARAMEO....
Nos divertimos mucho. NO existía nada de lo que existe hoy. Ni este puto virus....
Ojalá salgamos de ésta.
Un codazo.
Miércoles 18/03/2020, 09:21:27
3271 Posts - 730 Puntos
mi infancia transcurrió en Concordia , Entre Ríos , en los 80s.

a la vuelta de casa había un arroyo de un metro de profundidad y sobre este un puente que estaría como a 2 metros de ese arroyo por donde pasa el ferrocarril Urquiza , entonces cuando veíamos la locomotora , escondidos en la maleza faltando unos 200 metros al puente salíamos corriendo , nos parabanos sobre el punte y cuando la formación estaba a unos 50 metros de nosotros saltábamos al arroyo desde el puente , demás esta decir que terminamos con la policía en cada una de las casas. Tendría 7 u 8 años , nos gustaba mucho ir a pescar con cañas y aparejos , entre otras tantas cosas ...
Miércoles 18/03/2020, 09:54:30
3757 Posts - 1227 Puntos
Cine Graf (Una de piratas)[b][/b] ¿Así que esa seríala noche?... No podíamos saber cuándo sería. Si apenas íbamos conociendolos días de la semana: más o menos cuando no había clases. Podíamos dar opinión,sin embargo, era claro que eso no incidía en la elección de la fecha. De la fecha enque “haríamos cine”. Generalmente el día (mejor dicho: la noche) de proyecciónera sábado. Y que hacía frío, seguro. Es decir que mínimamente se debían dar ciertascircunstancias: de estación: otoño o invierno, de día de semana: sábado, y horario otiempo: de noche. Nuestra madrebajaba del techo del ropero, la caja mágica. En el cartón amarillo se leía: “Cine Graf”. Nosotros guardábamos silencio religiosoante la aparición del cáliz. ¿Cómo poseíamos tal elemento, caro y revolucionario?... Muysencillo: en el tiempo en que había vivido y trabajado en Buenos Aires, mi madre habíasido durante años, Institutriz de las niñas del General Dubra, en La Recoleta…Cuando ella regresaba para casarse y vivir en su pueblo, la esposa del General,generosamente, le ofreció un regalo a elegir por nuestra madre, quien, pensando en los hijos porvenir, le dijo que lo que más le gustaría (si ellos accedían) era el “complejo de cineCINEGRAF”… Y así volvió a su pueblo, con la enorme caja mágica formando parte de su ajuarde bodas… Una noche mihermano y yo lo armamos sin ayuda: estábamos creciendo. ¡Qué orgullo: lo armábamos “nosotros solos”! Por cierto, la platea de nuestra sala cinematográfica no eramuy grande: nuestros hermanos menores, algún vecinito invitado, algunos primitosde visita de fin de semana… Para todos era una sorpresa, una maravilla: ennuestro pequeño pueblo, ninguno había ido nunca al cine y no existía la televisión.Cerrábamos las ventanas, prendíamos el proyector, apagábamos las luces… y eso eraCINE. Si la platea noera muy grande, nuestra cinemateca era aun más limitada: teníamos dos rollos, es decir que teníamos solo dos películas. Laspelículas (nunca más justo el término) presentaban cuadritos y cuadritos con dibujos y losclásicos “globitos” de diálogo, como las historietas (que a mi pueblo no llegaban).Mi hermano y yo éramos los especialistas de sonido: repetíamos los diálogos(aprendidos de memoria, pues todavía no íbamos a la escuela) y reproducíamos los sonidosonomatopéyicos que se veían en las imágenes del carrito giratorio. Nuestra madrenos había enseñado todo: desde colocar una sábana (en esos días todas las sábanaseran blancas) hasta afirmar a una mesa, el proyector, la inclinación, la colocación de lalámpara y el rollo… Apagábamos las luces… Horrible: la primera vez que la apaguéyo, lo cual me hacía sentir más grande, coincidió con el instante en que a causade la tormenta, la Cooperativa Eléctrica cortó la electricidad…

Mi hermano meacompañó, con una vela encendida, y me explicaba cómo cambiar los

tapones que yohabía hecho saltar… Y no había caso: seguíamos sin luz…

Yo me sentía culpable dehaber quemado el cablerío de toda la casa. En ese momento,

avergonzado, haciendo fuerzapara no llorar, me juré que nunca más miraría cine… De

pronto, en la oscuridad apareciómi mamá con un candil y riéndose, me abrazó para

consolar mi inocencia ysufrimiento: había salido de casa y le había preguntado a Doña Elsa

(para mí, mi “segunda madre”)si tenía luz y ella le había dicho que no, que era un corte

general… Apagadas las lucescomenzaba la función: mi hermano o yo accionábamos el carrete y “actuábamos” oralmente. Conocíamos tanto las acciones, que teníamos perfectamentesincronizados el deslizamiento de la imagen con los diálogos, los ruidos…Entre mi hermano y yo llegamos a “inventar”, en ese “cine mudo”, toda unaparafernalia audible. Fanáticos del cine, lo relacionábamos con la vida, a tal punto que de lasdos películas que poseíamos, siempre exhibíamos primero “la de los dibujitos” que eran detodos colores y en la cual un pato sinvergüenza dilapidaba el dinero de un perro yluego “la de los piratas” … ¿Por qué?... Porque la de los dibujitos era sencilla, “fácil”, yla de piratas era fuerte, pues encima de ser en blanco y negro, sus dibujos presentabanpiratas feos y siempre enojados, con duelos, con violencia y suspenso… Habíamosaprendido de la comida diaria, o de fin de semana de lujo, que lo mejor, lo másrico, era el postre… Y que al postre había que esperarlo… En “nuestraprestigiosa sala”, durante la película de piratas, desarrollábamos nuestro arte y nuestro potencial: producíamos el ruido de las olasmarinas (ahora me causa gracia: no conocíamos el mar o su sonido más que por loscaracoles de plástico con que nos hacían escucharlo…), el choque de los dos barcos, elcruce de espadas, los quejidos de los heridos en el abordaje (aunque eso lo ensayábamossiempre con los duelos de bandidos contra el “cherif”) y lo más maravilloso: losgritos de alegría de los pobres negritos africanos en el barco esclavista cuando la espadalibertadora del Capitán Jackson, aun herido, vencía por primera vez al enormeespadón del feroz Pirata Barbanegra… Sin duda que mihermano y yo podemos encontrar el nacimiento de nuestros destinos artísticos en aquellas noches de cine, en casa, con unasábana blanca de pantalla… He escrito libros, obras de teatro, he hecho cine, he sidopremiado en diversos rubros, pero el premio más grande que recibí, el que más valoro (ysin caer jamás en decir “todo tiempo pasado fue mejor”) fue el silencio, la respiracióncontenida, la risa, el asombro, el miedo y el aplauso final de mis amados espectadores: mishermanos, primos, vecinitos, en aquellas mágicas noches de cine en que con unamaquinita parecida a un rallador de queso incentivando mi imaginación, comencé a crear…

Miércoles 18/03/2020, 09:54:40
3878 Posts - 883 Puntos
Muy buen tema 👍

Ya voy para los 44 y no necesite de vivir en un pueblito del interior para hacer algunas de esas cosas.

Unos primos vivían (dos de ellos siguen ahí) en Moreno, en un barrio que hace 30 años era más descampado que casas. El potrero a full, las gomeras también!!! La payana, las bolitas.
Y los domingos en la casa de mis abuelos, la nona amasaba la pasta (fideos, ñoquis, ravioles) y el nono hacía el tuco.
Y a la hora de la siesta escuchábamos al Rojo por la Spika!!!!
Miércoles 18/03/2020, 10:03:09
3756 Posts - 1697 Puntos
Hice un montón de las cosas que decís, en mi Nogoyá, E.Rios.

Pero lo que mas me viene a la cabeza es el picadito de futbol en la plazoleta a 3 cuadras de mi casa.

Con arcos hechos de remeras hechas un bollo o cualquier piedra grande. Las discusiones que se armaban!!! Gol ! nooo, pasó alto ! pasó por el palo ! jaja

Y la orden era regresar a casa antes que esté oscuro... El que hace el gol gana decíamos por que ya oscurecía y de repente ya estaba oscuro.... Las 3 cuadras mas largas de mi vida por que sabía que mi viejo me estaba esperando.....
gracias por todo mi viejo querido
Miércoles 18/03/2020, 10:04:37
4551 Posts - 888 Puntos
En Santa Rosa, La Pampa, años 80, maravillosa infancia, hacíamos casi todo lo que nombras (cazar no porque no nos iba esa onda), pero si de andar vagueando todo el día, teníamos un monte de caldenes cerca y era el lugar de juego obligado, también una cantera a la que llamábamos "fuente", jugar a la pelota (cuando se es niño se juega a la pelota no al fútbol), comer frutas de las plantas, meternos en las piletas de las quintas donde no vivía nadie, pedir facturas del día anterior en las panaderías (en esa época teníamos suerte y solíamos ligar algo) y muchas cosas mas que se me olvidan, basicamente se vivía al aire libre todo el tiempo, si reconozco que nunca nos paso nada por obra de quien sabe quien, porque nunca se medían los riesgos.
Para mi siempre será el mejor... Lo mejor que pude ver en todos los tiempos.. Lo de Messi es extraordinario, lo Cristiano es Impresionante, lo de Ronaldinho es una locura de otro mundo. Pero lo de Maradona era todo junto....
Miércoles 18/03/2020, 11:06:57
1564 Posts - 364 Puntos
Escrito por Oscar57224144

De lo que contás hice todo y mucho más.

Nosotros hacíamos como algo usual cuando estábamos aburridos "guerra de piedras", cinco para un lado, cinco para otro y nos cagábamos a piedrazos, a mí me rompieron la cabeza más de una vez, a mi hermano también, en realidad todos alguna que otra vez volvíamos a la casa con el marote lesionado.

Recuerdo siestas enteras subidos arriba de un árbol de moras comiendo moras y hablando boludeces con los amigos. Hay que estar cuatro, cinco horas como los monos recostados en una rama, arriba de un árbol.
Haciendo exactamente eso una siesta..el árbol de moras se quebró el tronco literalmente a lo largo a la mitad... Y 2 que estaban del lado qué cayó ..terminaron adentro del gallinero del vecino saliendo entre las ramas. Uno de los días que más me reí en mi vida, claro..porque tuve la suerte de quedar en la mitad que no se cayó
Miércoles 18/03/2020, 12:07:31
1418 Posts - 897 Puntos
La paja .


Saludos