Ingresar
Buscar
INICIO
Foros más comentados

CREAR TEMA

Domingo 05/08/2018, 17:13:35
15371 Posts - 5192 Puntos
Escrito por SirFerdinandOfPadua

Mirá yo respeto todas las opiniones, de hecho tengo amigos que salen con esto de "las dos vidas" que yo considero una total hipocresía, pero que sus argumentos son bastantes respetables.
El tema es que cada vez que sale alguien en publico, hacen un terrible papelón.
Ni hablemos del vih atravesando la porcelana.
Entonces es medio dificil de sostener ese "movimiento", porque la mayoria de los que salen a la luz es mejor perderlos que encontrarlos.
Lo mejor que les puede pasar es que no les den prensa, porque se enciende el microfono y pierden miles de adeptos.
Yo también veo hipocresía en los abortistas cuando hablan de las mujeres pobres que mueren en abortos clandestinos, pero en realidad buscan imponer al aborto como un derecho universal. En todo caso puedo entender que una cosa va de la mano con la otra, pero si el principal foco se pusiera en evitar las muertes en abortos clandestinos, posiblemente sería más fácil llegar a un acuerdo para sancionar una ley que regule el aborto.

En cuanto a la hipocresía de la posición a favor de las dos vidas, puede ser en aquellas personas que no proponen ninguna alternativa y pretenden dejar todo así como está hoy. En realidad fue la iglesia católica la que siempre puso trabas en cuanto a la educación sexual y la prevención de embarazos. Otros pensamos que se debe avanzar con más fuerza sobre esos dos asuntos antes de plantear la legalización del aborto. Y en última instancia yo estaría de acuerdo en legalizar el aborto, pero como una concesión excepcional, no como un derecho universal.

Con respecto a la marcha de ayer, mi esposa asistió a la misma (yo me quedé cuidando a nuestro hijo de 3 años). Igual ayer pasó algo que no nos gustó a ninguno de los dos: que se amenace a los senadores con perder el voto de la iglesia evangélica si votan a favor del aborto. Por empezar, los senadores deben votar a favor o en contra por convicción, no según aspiraciones electorales. Y además los miembros de la iglesia evangélica no votamos todos de la misma manera, ya que dentro de las congregaciones tenemos diferentes ideologías políticas. Al menos en mi iglesia, los pastores nunca nos alentaron a votar por uno u otro partido político; de hecho en el balotaje del 2015 el pastor votó por Scioli y la pastora votó por Macri, así que ni el matrimonio pastoral coincidió en eso. En EE.UU. es más común que los evangélicos voten en masa y dirigidos por sus pastores, lo cual espero que nunca pase aquí, porque cada uno debe tener conciencia cívica y convicción propia a la hora de votar.