Connect with us
A 45 años de la máxima hazaña futbolística

A 45 años de la máxima hazaña futbolística

A 45 años de la máxima hazaña futbolística

Un día como hoy pero de 1978, Independiente igualaba 2-2 con Talleres en La Boutique con tres jugadores menos y era campeón. ¡Reviví aquella epopeya!

Pocos son los clubes que pueden jactarse de haber campeonado con tres futbolistas menos y de visitante, por no decir uno solo. El 25 de enero de 1978, Independiente dio la vuelta en La Boutique y se consagró campeón del Nacional de 1977 luego de haber igualado 2-2 con Talleres.

Cuatro días antes, ambos se habían enfrentado en la Doble Visera, donde empataron 1-1. Enzo Trossero para el Rojo y Ricardo Cherini para la T marcaron los tantos, ambos de penal. Sin embargo, lo más vibrante llegó en la vuelta, y en un día muy especial.

Aquella noche, en Córdoba, el Rey de Copas arrancó triunfando 1-0, pero entonces llegó el show de Roberto Barreiro. Primero, con una pelota que golpeó en el pecho de Rubén Pagnanini y el árbitro pitó penal. De esta forma, Cherini marcaba la igualdad. Luego, Ángel Bocanelli daba vuelta el encuentro con un tanto marcado claramente con la mano, a lo que Barreiro decidió hacer la vista gorda. Los futbolistas del más grande estaban hechos una furia.

En un lapso de confusión y bronca, el referí expulsó a Trossero, a Rubén Galván y a Omar Larrosa, y el equipo quería retirarse del campo de juego. Fue entonces cuando José Pastoriza, entrenador del equipo, los frenó en seco y advirtió: “Vayan, sean hombres, jueguen y ganen”. Luego de esto, los envió de nuevo al campo, y el milagro se hizo realidad.

Faltando cinco minutos para el final del partido, en el día de su cumpleaños número 24, Ricardo Bochini apareció e hizo magia. Luego de un pase corto, levantó la pelota ante la salida fallida del arquero rival e imposibilitó que cualquier defensor pudiera evitar que la pelota pasara. El balón, por su parte, siguió su rumbo, besó la red y desató la euforia no solo de los jugadores de Independiente, sino también de toda la parcialidad roja que se había hecho presente. El más grande lograba lo impensado y se encaminaba hacia otro título.

Una vez que el juez pitó el final, el encuentro ya era historia. El Rey de Copas había logrado una hazaña descomunal, titánica. Se había sobrepuesto a un penal mal cobrado, a un gol ilícito y a tres malas expulsiones, y les había ganado tanto a Talleres como al propio Roberto Barreiro. Aquella vez, el Diablo hizo honor a su grandeza y puso de rodillas a la T y a la AFA y algo más.

 

 

La Reserva no pudo en el debut La Reserva no pudo en el debut

La Reserva no pudo en el debut

Actualidad

Feliz navidad: Bocha de gloría Feliz navidad: Bocha de gloría

Feliz navidad: Bocha de gloría

Actualidad

¡A copar Córdoba! ¡A copar Córdoba!

¡A copar Córdoba!

Actualidad

Mañana de amistosos con resultados positivos Mañana de amistosos con resultados positivos

Mañana de amistosos con resultados positivos

Actualidad

Advertisement
Connect