Connect with us

Alzamendi: “Nunca pasé un día amargo cuando estuve en Independiente”

Antonio Alzamendi recordó todo lo vivido en Independiente, mostrando su gratitud y dejando en claro el contexto que se vivía por ese entonces. ¡Mirá!

“Desde chico soy hincha de Independiente, además de ser de Peñarol. Siempre escuchaba por la radio a Santoro, Tarabini y Pavoni, con los que después tuve la suerte de jugar. Estoy agradecido de lo que fue Independiente en mi vida. El Pato Pastoriza fue como un padre futbolístico para mí, me cambio para bien”, explicó Alzamendi, que supo defender los colores del Rojo entre 1978 y 1982.

Por su parte, habló de algunos compatriotas que pasaron por el club en el último tiempo, indicando: “Yo no tuve nada que ver con el pase de Campaña, pero me consultaron por él, y en ese momento era el mejor golero de Uruguay. Yo pensé que Cebolla Rodríguez le iba a ir bien en el Rojo, pero bueno, las lesiones no lo permitieron. Hoy hay muchos jugadores destacados en la liga uruguaya, para que jueguen en Independiente”.

Luego, siguiendo la charla con Amplitud Independiente, planteó de su estadía en el Orgullo Nacional:Nunca pasé un día amargo cuando estuve en Independiente, ese grupo era siempre alegre. Además, cuando llegue ya salimos campeones. El cariño de la gente, e incluso los rivales que me saludaban en la calle era hermoso. Me dolió mucho no poder volver, pero no se me permitió. En su momento tenía muchas ganas de volver a vestir la camiseta del Rey De Copas”

“Siempre voy a estar a las órdenes de Independiente, si me necesitan. Nunca le daría la espalda a un Club que me dio de comer, y me hizo conocido”, aseguró el uruguayo al mostrar su gratitud. Y agregó, al finalizar: “El hecho de haber llegado a Independiente siendo hincha es increíble. El mejor día fue cuando llegué al club, y ví en el vestuario a Outes y Bochini. Soy un agradecido de la vida por haber jugado ahí, y seguir recibiendo el cariño de la gente”.

Después de su gol, Lanús le regaló a Independiente la pelota, pero el equipo de Avellaneda no supo qué hacer con ella. Se animó tarde el Rojo de Falcioni, llegó al empate y se conformó con sumar un punto fuera de casa. Después de su gol, Lanús le regaló a Independiente la pelota, pero el equipo de Avellaneda no supo qué hacer con ella. Se animó tarde el Rojo de Falcioni, llegó al empate y se conformó con sumar un punto fuera de casa.

Ideas se buscan

La Lupa del Diablo

Las fulminantes palabras de Falcioni contra Montenegro

Actualidad

Uno X Uno + Puntajes ante el Granate Uno X Uno + Puntajes ante el Granate

Uno X Uno + Puntajes ante el Granate

Actualidad

Empate con sabor a nada

Actualidad

Advertisement
Connect