Connect with us

Aniquilarlo a Ortega no es el camino

El lateral cometió dos faltas y se fue al vestuario a los 15 minutos. Irresponsable, pero no para un castigo terminante.

Pasar de la Reserva a la Primera es un cambio abismal, es como mudarse de un país cálido y seco a uno húmedo y frío. En las categorías más bajas, los errores se perdonan, la presión es menor y los futbolistas se pueden destacar más. Sin embargo, en las más altas, donde las revoluciones están a mil, los fallos son más fáciles de cometer, y casi siempre se condenan.

Es el caso de Thomas Ortega, que lleva apenas cuatro partidos en Primera y con Huracán jugó solamente para que Lucas Pusineri pueda preservar a Lucas Rodríguez de cara al choque con Lanús. El juvenil cometió dos faltas infantiles en menos de 20 minutos y se fue rápido al vestuario, dejando al equipo con diez y desbalanceando el campo a favor del Globo. Este hecho desató un malestar generalizado en la parcialidad de Avellaneda.

Ahora bien, teniendo en cuenta que es recién el cuarto encuentro, probablemente condenarlo sea excesivo. ¿Acaso no hay jugadores que hayan hecho acciones similares? Y en copas internacionales, de hecho. El caso más cercano es el de Nicolás Tagliafico en 2017, cuando Independiente recibió a Atlético Tucumán por la Sudamericana. El Rojo ganaba 1-0 y el entonces capitán recibió dos amarillas por faltas absurdas. ¿Alguien dijo algo? No, de hecho hasta el día de hoy se lo extraña, pero con un resultado adverso, probablemente la reacción habría sido otra, sobre todo teniendo en cuenta que se trataba de una eliminatoria.

Otro caso es el de Andrés Silvera, en 2010. El Diablo caía 2-0 con Goiás en Brasil y, a los 57 minutos, el Cuqui le propinó un codazo a Rafael Tolói que significó la expulsión. Ilustremos el panorama: Los de Avellaneda jugaban una final internacional, caían 2-0 en la ida y el delantero, un futbolista con sobrada experiencia, se hizo echar de manera totalmente inentendible. ¿No es, acaso, peor que lo que le sucedió a Thomas Ortega? Y casi no se le dijo nada al atacante.

Más reciente todavía fue la Recopa de 2018. En la ida, jugada en el Libertadores de América, Emmanuel Gigliotti golpeó con el codo a un rival brasileño y se fue expulsado por medio del VAR. ¿Se le dijo algo al Puma? No, por el contrario, hoy muchos lo extrañan, y está bien que así sea luego de lo que rindió con la camiseta del más grande.

Y hay muchos casos así, en momentos peores que lo que le pasó a Thomas Ortega. Por eso, lo importante en este momento es que Lucas Pusineri hable con él, le corrija los errores y no los vuelva a cometer. Condenar a un joven que recién está dando sus primeros pasos en el fútbol de máximo nivel no solo sería perjudicial para él, sino también para el propio Independiente. A levantar la cabeza y que lo de anoche solo haya sido un mal trago.

Newell´s Newell´s

Independiente – Newell´s: Formaciones, hora, TV y árbitro

Actualidad

la Lepra la Lepra

¿Cómo llega la Lepra?

Actualidad

Concentrados para recibir a la Lepra

Actualidad

La decisión de Falcioni para este sábado: ¿rota el equipo? La decisión de Falcioni para este sábado: ¿rota el equipo?

La decisión de Falcioni para este sábado: ¿rota el equipo?

Actualidad

Advertisement
Connect