Connect with us

Quiere dejar de ser el que llegó con Beccacece

Alexander Barboza analizó la vuelta al futbol, el sin sabor que dejó en su debut en el club, que le pide Lucas Pusineri al equipo y no se olvidó del desastroso paso de Beccacece.

“Creo que después del parate fuimos generando algo lindo en el plantel, una unión que no solo se ve en la cancha sino afuera. Queremos un equipo con carácter y que sea fuerte”, manifestó en el inicio Barboza al hablar del equipo que se está construyendo y sumó acerca de las exigencias del Rey de Copas.

Y agregó sobre la mala imagen que dejó el ex entrenador: “En un club grande cuesta más por lo externo, yo lo viví en River y por eso supe siempre iba a haber presión. Creo que no nos fue bien con Sebastián Beccacece y queremos cambiar esa imagen”.

A su vez, el defensor que comenzó siendo muy cuestionado por su rendimiento en el club y ahora tuvo un buen arranque, no dudó al hablar de la idea que pregona en el plantel: “El objetivo siempre va a ser campeón en un equipo grande. Representamos un equipo que está obligado a pelear y esa mentalidad nos ha impuesto Pusineri cuando empezamos este semestre”.

Luego, al hablar de las aptitudes de Sebastián Sosa, arquero que está teniendo una soberbia aparición en el club, comentó: “Tiene muchísima experiencia y nos dio la seguridad que si nos pasa algo en el fondo él está listo. Es una voz de mando también. Entramos en sintonía rápido todos con él”.

Y sumó en charla con 947 FM Radio: “Es complicado jugar sin público. A mí no me afecta jugar con o sin la gente, si me putean o no es lo mismo. El futbolista se expone a eso siempre, pero es raro que la gente no esté”.

Al cerrar explicó cuáles son las virtudes que tiene este equipo para hacerse fuerte en la adversidad: “La característica principal del equipo es la entrega. Nunca resignamos nada, peleamos hasta el final y nos bancamos. Desde el más joven al más grande corremos hasta que no damos más. Pusineri pide sacrificio los 90 minutos”.

Después de su gol, Lanús le regaló a Independiente la pelota, pero el equipo de Avellaneda no supo qué hacer con ella. Se animó tarde el Rojo de Falcioni, llegó al empate y se conformó con sumar un punto fuera de casa. Después de su gol, Lanús le regaló a Independiente la pelota, pero el equipo de Avellaneda no supo qué hacer con ella. Se animó tarde el Rojo de Falcioni, llegó al empate y se conformó con sumar un punto fuera de casa.

Ideas se buscan

La Lupa del Diablo

Las fulminantes palabras de Falcioni contra Montenegro

Actualidad

Uno X Uno + Puntajes ante el Granate Uno X Uno + Puntajes ante el Granate

Uno X Uno + Puntajes ante el Granate

Actualidad

Empate con sabor a nada

Actualidad

Advertisement
Connect