Cuesta: “Yo necesitaba cambiar”