Connect with us

El Gato anduvo suelto y lo empató

Independiente igualó 1-1 con Lanús en la Fortaleza. Siete mil hinchas del Rojo coparon la tribuna visitante. El gol lo marcó Juan Martín Lucero mientras que en contra Figal había abierto el marcador para el local.

Fue un partido en el que los dos tenían la cabeza en otra cosa. Si bien los de Mauricio Pellegrino también luchan por ingresar en la Liguilla Pre Libertadores, ambos conjuntos tienen por delante dos desafíos claves para seguir con vida en la Copa Sudamericana.

Y así fue que al principio se jugaba lejos de las áreas. Aunque de a poco Independiente comenzaba a hacerse dueño del mediocampo y de las acciones más peligrosas. Se basó, para esto, en un movedizo y desequilibrante Martín Benítez, en una rápida recuperación del balón y en la idea de jugar siempre. La mala era que todos los avances terminaban en algún remate débil.

Juan Martín Lucero, Jorge Pereyra Díaz y hasta el mismo Benítez probaron a Monetti. Mas ninguno pudo doblegar ni ponerlo en serio peligro. Inclusive Nicolás Tagliafico, uno de los puntos altos del equipo, tuvo su chance y no pudo concretar. Lo cierto es que en este panorama, fue Lanús el que dañó. Un gran tiro libre de Víctor Ayala rozó en la cabeza de Di Renzo, golpeó en Nicolás Figal y salió disparado hacia la red. Así , casi sin buscarlo, el local se ponía 1-0 a los 41 minutos.

Ya en el complemento y viendo que más allá de alguna jugada aislada y esporádica, el equipo no arrancaba, Pellegrino metió mano en el banco de suplentes y sacó una Cebolla. Sí, mandó a la cancha a Cristian Rodríguez que con un poco de fútbol organizó al equipo.

Luego, comandó, a tan sólo 5 minutos de estar en juego, la elaboración del empate. El Cebolla tomó la pelota a los 17 en la zona derecha del ataque del Rojo. Encaró para el centro y lo vio ingresando al área a Ezequiel Vidal. El Pibe metió un centro magistral para el cabezazo de Lucero que fue directo a la red. El empate se parecía más a lo que había pasado en la Fortaleza. Le quedaba mejor.

Tras la igualdad concretada ambos equipos se prestaron la pelota. Cada uno tuvo su momento. Pareció que lo ganaba Independiente. Pareció que lo ganaba Lanús. Cuando mejor lucía uno, el otro lo dañaba fuerte. Es más, a los 40 lo tuvo Lucero con un remate cruzado y a los 44 Román Martínez que desde el centro del área remató para el triunfo agónico, pero chocó con la humanidad de Mauricio Victorino que evitó la caída.

Así las cosas, el empate sirvió para repartir puntos y para mostrarse a aquellos jugadores que no tienen minutos desde el arranque. Ahora, el miércoles se viene algo más que la verdad. Y ahí hay que dejar todo. A cumplir el objetivo.

en Argentina en Argentina

Se va libre pero… ¿Se queda en Argentina?

Actualidad

delanteros delanteros

Los dos delanteros con los que estuvo en contacto Independiente

Actualidad

pago pago

Acuerdo de pago de una deuda… por Lucas Romero

Actualidad

Yoyo Yoyo

Siempre en lo importante

Actualidad

Advertisement
Connect