El mercado de las contradicciones