Connect with us

¡¡El Rey ha vuelto, viva el Rey!!

Independiente derrotó a Huaracán en La Plata por 2 a 0 con tantos de Zapata y Pizzini y regresó a la primera división del Fútbol Argentino, lugar donde nunca debió haber dejado de estar.
Costó más que un parto. Fue largo, arduo, difícil y traumático. Duró una eternidad. Nos quitó años de vida en sufrimiento y nervios. Nos enseñó el verdadero dolor y la angustia. Pero ya está. Volvimos a la Primera División del fútbol argentino y en buena ley. Casi bordeando el fracaso, pero alcanzando al fina el objetivo. El equipo salió a relucir lo que siempre se le pidió. Sí, lo mismo que en Córdoba.

Los de Omar De Felippe supieron aguantar cuando Huracán se acercó y también manejar las acciones cuando pudieron. No fue un partido brillante, pero se jugó como una final. Todos atentos y con los dientes apretados. En Independiente hubo poco fútbol, pero con eso alcanzó. Es que había que jugar con el alma.

El nerviosismo se sintió todo el encuentro. En la parte inicial Matías Pisano fue el que supo encontrar el desequilibrio. Daniel Montenegro lo hizo bien recostado por derecha y Sebastián Penco estuvo muy solo y casi no participó. El mediocampo se lo repartieron entre Franco Bellocq, Martín Zapata y Federico Mancuello y más allá de alguna situación o posesión territorial, la tarea fue buena. En defensa, Cristian Tula fue lo más flojo, perro sin desentonar. O sea, los cuatro estuvieron bien. Ni hablar de Diego Rodríguez que tapó un terrible bombazo de Martínez cuando el encuentro estaba sin goles.

Claro que inmediatamente después, en una contra, Pisano encaró para adelante, se sacó de encima a su marcador y trastabillando definió ante la salida del arquero. El rebote en éste le dio la chance inmejorable a Zapata para desnivelar el marcador. Sí, Independiente se ponía al frente 1 a 0 y la pila humana de jugadores se hacía dueña de una de las esquinas de la cancha. En la tribuna roja todo era delirio.

La lluvia comenzó a hacerse cada vez más protagonista de las acciones. Huracán sintió el golpe y le costó reaccionar. Pisano tuvo un remate de afuera que se fue ancho y el Globo abusaba del centro. Así se fue la primera etapa. Independiente había logrado la diferencia y había que cuidarla.

Situación que se dio exactamente así en todo el complemento. El Rolfi y Penco, los primeros defensores, casi que esperaban en mitad de cancha. La línea de tres volantes se acercaba a la de los defensores. Todos juntos y a aguantar. Esto le cedió terreno a Huracán que comenzó a desnivelar por los laterales. Si bien no encontraba caminos fluidos, preocupaba en cada centro al área. Así fue que de a poco el Ruso se empezó a hacer una de las figuras. Claudio Morel Rodríguez cubrió muy bien su sector.

Hubo una jugada en la que Huracán había llegado al empate pero fue anulada por fuera de juego. Ahí se dio un quiebre en los jugadores de Independiente. Fue como que se dieron cuenta de la necesidad de ir a liquidar el partido. Ya estaba Francisco Pizzini en lugar de Pisano y el Rolfi le dejaba el suyo a Hernán Fredes. Entre estos dos últimos se daría el gol del desahogo y de la felicidad por el objetivo cumplido.

Pelotazo frontal y largo de Fredes para Pizzini que ante la salida del arquero lo elude, aguanta el agarrón, sigue y, ya con el arco vacío, define directo a la red cuando dos defensores del Globo intentaban la proeza imposible de cerrar. Listo. Ahí se acabó todo. El abrazo fue multitudinario y la relajación provocó el llanto en todos.

Después solo hubo tiempo para un cierre distinto. Huracán no podía hacer nada ya. Ingresó Federico Insúa como para ganar tiempo y casi, con una vaselina, marca el tercer tanto. Se fue cerca.

El árbitro dio por finalizado el partido y ahí todo fue un estallido. El llanto en los hinchas, en algunos jugadores; el abrazo, y la tranquilidad de que pese a todo, se pudo lograr el objetivo. Sí señores, el milagro se dio. Cuando ya parecía que todo se perdía, se logró el ascenso y el retorno al lugar del que nunca nos tendríamos que haber ido. Ojalá hayamos aprendido la lección y no se vuelvan a cometer errores. Hoy podemos dormir y pensar cómo hacer para volver a ser lo que fuimos. ¡Vamos Rojo Carajo!

 

Mauricio Isla, la figura de Independiente Mauricio Isla, la figura de Independiente

Independiente – Vélez: Formaciones, hora, TV y árbitro

Actualidad

Así llega Vélez

Actualidad

¿Debuta el pibe Millán? ¿Debuta el pibe Millán?

¿Debuta el pibe Millán?

Actualidad

Un DT que Independiente tiene en carpeta descendió en España Un DT que Independiente tiene en carpeta descendió en España

Pellegrino terminó la temporada con una dura goleada en contra

Actualidad

Advertisement
Connect