Connect with us

El trabajo más difícil

Durante la era Moyano, seis entrenadores ocuparon el banco, y solo dos llegaron a durar un año o más. ¡Mirá de quiénes se trata!

Si hay un trabajo difícil hoy en día, uno en el que no se sabe cuándo uno se puede quedar sin empleo, ese es el de entrenador de Independiente. Desde que los Moyano ganaron las elecciones allá por 2014, seis directores técnicos pasaron por el banco del más grande, y solo dos duraron, al menos, un año.

El primero de todos fue Jorge Almirón. El ex futbolista llegó el 18 de julio de 2014, a pocos días de finalizado el Mundial de Brasil, y le tocó dirigir los destinos del equipo en su vuelta a la máxima categoría. En el primer torneo, que fue el de Transición, logró quedar cuarto con 33 puntos. De esta manera, clasificó a la Sudamericana 2015 y marcó el retorno al plano internacional.

Gozó de refuerzos como Jesús Méndez, Claudio Riaño, Juan Martín Lucero, Víctor Cuesta, Emanuel Aguilera, Emiliano Papa, Nicolás Tagliafico, Mauricio Victorino, José Valencia, Gabriel Graciani, Diego Rodríguez Berrini, Lucas Albertengo, Gustavo Toledo y Claudio Aquino. Sin embargo, el 25 de mayo de 2015 tuvo que dejar el cargo luego de haber caído 1-0 en el Clásico de Avellaneda, cuando el equipo ya venía con resultados magros. En total, sacó el 50% de los puntos que disputó entre torneos locales y la Copa Argentina.

El segundo entrenador en cuestión fue Mauricio Pellegrino. El Flaco llegó y arrancó con una seguidilla de triunfos que hacían ilusionar a la gente, además de que había logrado ganar el Clásico de Avellaneda y goleó 3-0 al River campeón de la Libertadores de aquel año. Sin embargo, sufrió el duro revés de la caída en la Pre Libertadores a manos de Racing, y ese hecho marcó un quiebre en su estadía.

Pellegrino llegó al Rojo el 10 de junio de 2015 y dejó el cargo el 10 de mayo de 2016. En el medio, tuvo refuerzos como Jorge Ortíz, Jorge Pereyra Díaz, Cristian Rodríguez, Diego Vera, Germán Denis, Leandro Fernández, Martín Campaña y Emiliano Rigoni. Consiguió el 62% de las unidades que disputó, y algunos de los refuerzos que llegaron con él fueron claves en los logros de 2017.

Luego del ahora entrenador de Vélez, siguió Gabriel Milito. El Mariscal, que ya había dirigido al Selectivo y luego a la Reserva, y venía de tener rodaje en Estudiantes, generaba mucha ilusión en Independiente, pero lamentablemente no cumplió con las expectativas generadas.

Milito asumió como director técnico del Rey de Copas en mayo de 2016, y dejó el cargo el 17 de diciembre del mismo año luego de haber caído 1-0 con Banfield. Tuvo refuerzos como Juan Sánchez Miño, Damián Martínez y Maximiliano Meza, e hizo debutar a Ezequiel Barco. De todos los puntos que disputó, apenas ganó el 53%.

Después del ex defensor, llegó el ciclo más glorioso en la era Moyano. Ariel Holan asumió el 30 de diciembre de 2016 bajó una lluvia de críticas y cuestionamientos, y en solo un año logró labrarse un nombre dentro de Independiente. Logró el 64% de los puntos que jugó durante el año y ganó la Sudamericana con un nivel altísimo.

Sin embargo, en 2018 y 2019 el nivel bajó considerablemente. En el primero, si bien ganó la Suruga Bank, la efectividad fue apenas del 51%, y en el segundo fue del 55%. Tuvo varios altibajos de por medio y post 2017, el equipo nunca logró reencontrar la regularidad conseguida en su primer año.

El Profesor dejó el cargo el 30 de mayo de 2019 con una eficacia media del 57%. En el medio, tuvo refuerzos como Emmanuel Gigliotti, Nery Domínguez, Walter Erviti, Jonás Gutiérrez, Nicolás Domingo, Fernando Amorebieta, Gastón Silva, Juan Manuel Martínez, Gonzalo Verón, Braian Romero, Silvio Romero, Emanuel Brítez, Jonathan Menéndez, Fernando Gaibor, Pablo Hernández, Francisco Silva, Ezequiel Cerutti, Milton Álvarez, Guillermo Burdisso, Carlos Benavídez, Pablo Pérez y Cecilio Domínguez. 22 refuerzos en total con los que Holan ganó una Sudamericana y una Suruga Bank.

Luego de dos años y medio con el ahora entrenador de la Universidad Católica de Chile, a Independiente llegó Sebastián Beccacece. El director técnico sensación del momento asumió el cargo el 7 de junio de 2019 y lo dejó el 26 de octubre del mismo año. Si, apenas cuatro meses duró, coincidente con lo malo y dañino que fue su paso por el Rojo.

Beccacece dirigió al más grande en 16 oportunidades y sacó el 52% de las unidades que disputó. Gozó de refuerzos como Alexander Barboza, Andrés Roa, Cristian Chávez, Sebastián Palacios y Lucas Romero, en los cuales la dirigencia invirtió millones de dólares y el entrenador nunca pudo armar un equipo sólido. De todos, fue el que menos duró en el banco del Diablo, y el que más expectativas generó.

Finalmente, el ciclo de Lucas Pusineri, el cual aún no terminó. El ex futbolista arribó a Independiente el 23 de diciembre de 2019 con la idea de formar un plantel competitivo, pero se encontró con un grupo que se fue diezmando cada vez más y los refuerzos que pretendía no llegaban.

Pusineri contó, apenas, con refuerzos como Sebastián Sosa, Lucas Rodríguez, Federico Martínez y Ezequiel Muñoz, de los cuales el último no pudo disputar partidos oficiales. En total, sacó el 49% de los puntos que jugó. Esto lo convierte, por el momento, en el director técnico con menos eficacia de la era Moyano.

Pasaron cinco entrenadores, pueden llegar a ser seis en caso de que el actual no renueve el vínculo con el Rey de Copas. ¿Podrá alguno ocupar un cargo que, hasta el momento, se les muestra esquivo a casi todos los que lo ocupan?

Dos nombres para la zona baja Dos nombres para la zona baja

Dos nombres para la zona baja

Actualidad

Stillitano y el endeble plantel con el que cuenta Stillitano y el endeble plantel con el que cuenta

Stillitano y el endeble plantel con el que cuenta

Actualidad

Independiente dio inicio a la pretemporada Independiente dio inicio a la pretemporada

Independiente dio inicio a la pretemporada

Actualidad

entrenamientos entrenamientos

¡Hoy vuelve el Rojo a los entrenamientos!

Actualidad

Advertisement
Connect