Connect with us

Empezó a aparecer el dinero

Luego del reclamo, la dirigencia comenzó a cancelar deudas. ¡Mirá!

Al plantel no le cayeron bien las palabras de Héctor Maldonado y a la comisión directiva no le cayeron bien las palabras de Silvio Romero. Dimes y diretes, pero en el medio Independiente. Después de que el capitán avisó que 12 jugadores intimarían al club, empezaron los acuerdos particulares de cada jugador y el dinero adeudo lentamente apareció.

Dos de los que arreglaron rápidamente lo suyo, sin ir por la vía legal, fueron Alan Franco y Fabricio Bustos. Los dos campeones en el Maracaná son futbolistas que la dirigencia pretende cuidar porque sabe que próximamente pueden ser vendidos al exterior. Se sumaron a los juveniles de Primera División que prácticamente están al día en sus salarios.

Según afirmaron desde la sede a InfiernoRojo, durante el martes se cancelarán las deudas a más jugadores, que tienen sueldos acorde a la media del fútbol argentino. Incluso a deportistas nacidos en el club y que están a préstamo en otras instituciones. La intención de la dirigencia es dejar para el final a aquellos futbolistas más grandes que encabezaron el reclamo y perciben los mayores ingresos.

Cuando todos los pagos se realicen, la consigna es clara: renegociar cada uno de los contratos y que Jorge Burruchaga interceda como Manager. ¿Cómo quedará la relación plantel-dirigentes después de este conflicto?

Qué se le viene Qué se le viene

¿Qué se le viene al Rojo?

Actualidad

gente gente

¡Cuiden a la gente de Independiente!

Actualidad

Granate Granate

Árbitro para visitar al Granate

Actualidad

Independiente jugó de igual a igual en la etapa inicial y mereció irse ganando al descanso. Pero no la metió y luego fue metiendo la cola cada vez más atrás hasta que River se lo ganó sobre el final. Independiente jugó de igual a igual en la etapa inicial y mereció irse ganando al descanso. Pero no la metió y luego fue metiendo la cola cada vez más atrás hasta que River se lo ganó sobre el final.

Un primer tiempo que sí; un segundo tiempo que no

La Lupa del Diablo

Advertisement
Connect