Connect with us

En Avellaneda ganó el fútbol

Independiente derrotó 2-1 a Estudiantes y le quitó el invicto.

Partido duro e intenso el que se vivió en Avellaneda. Independiente venía de caer 2-1 ante Argentinos y los cuestionamientos llovían, mientras que Estudiantes le había ganado 3-1 a Sarmiento y llegaba más holgado. En la previa, debía ser más complicado, pero en el campo se vio otra cosa.

De arranque, el Rojo puso el juego. Con paciencia, el local empezó a tocar en el mediocampo, y lograba llegar a tres cuartos de cancha. Sin embargo, en el área, se topaba con un muro infranqueable, propio tanto del Pincha como de Ricardo Zielinski. La visita, por su parte, intentó con centros, y casi siempre ganaba por arriba, aunque sin destino de gol.

Con el correr de los minutos, Independiente se fue avivando: Empezó a intentar con remates lejanos y con centros, ya que por abajo no podía. Así fue como, a los siete minutos de la segunda parte, Alex Vigo se escapó por la derecha y envió un centro certero. Leandro Benegas, con un cabezazo formidable, cumplió con su cuota goleadora y puso el 1-0.

 

El Rojo aprovechó la siesta de los platenses, y siguió yendo. Otra vez Vigo por derecha mandó un centro rasante, el cual pasó el área. Sin embargo, del otro lado recibió Lucas Rodríguez, que la volvió a mandar al medio y, cuando Benegas intentó definir, le cometieron un duro penal. Leandro Fernández, desde los doce pasos, castigó y puso el 2-0.

 

Independiente estaba mejor, y se notaba. El equipo jugaba más tranquilo y dejaba correr los minutos ante un Estudiantes sin ideas y desesperado. Aún así, empezó a notar el desgaste físico, y eso le permitió al Pincha ganar la pelota y preocupar al local. Así hasta que, a los 37 minutos, Leonardo Godoy descontó con un testazo certero. Si bien Hernán Mastrángelo cobró offside, el VAR intercedió y el colegiado convalidó el gol.

 

De ahí en adelante, Independiente se dedicó a dejar que pasen los minutos, mientras que Estudiantes buscaba desesperado. Al finalizar, el Rey de Copas se llevó un triunfo complicado y trabajado, pero merecido por lo demostrado a lo largo de los noventa minutos. La gente, por su parte, no se olvidó de la dirigencia y volvió a cantar contra Moyano. ¡Ahora a ganar en Jujuy!

Independiente – Arsenal Independiente – Arsenal

¡Agendá lo que se le viene al Rojo!

Actualidad

Otra vez, los antagonistas de la película

Actualidad

Errores que cuestan caro

Actualidad

Y un día, se cortó

Actualidad

Advertisement
Connect