Connect with us

Errores que se pagan caro

Independiente sufrió en el final la falta de eficacia del primer tiempo, y cayó 1-0 ante un River sin ideas.

Partido chivo, complicado el que se vivió en Avellaneda. A priori, todo daba como favorito a River, pero en el partido se vio otra cosa. Independiente, que venía de golear a Colón, supo hacerle frente al Millonario, y estuvo cerca de ganarlo. Sin embargo, no fue eficaz, y en el final lo pagó caro.

De arranque se vieron las ideas de cada equipo. Los de Núñez apostaron a la posesión de la pelota y someter al local mediante el dominio de la misma, a puro toque. El Diablo, por su parte, se paró de contrataque, y lastimó en varias ocasiones a un rival que demostró ser endeble en el fondo. Leandro Benegas, en dos ocasiones, estuvo cerca de romper el empate, pero el primer remate se fue desviado, y su cabezazo, después, a las manos de Franco Armani.

En la segunda mitad, por su parte, Independiente bajó muchísimo el nivel. Lo bueno que había demostrado en el primer tiempo, no lo pudo hacer en el segundo, y fue dominado por River, que poco a poco lo fue llevando contra su propio arco. Apenas un centro de Damián Batallini que casi se le mete por arriba a Armani, fue lo más peligroso.

 

Para colmo de males, el Rojo empezó a dar signos de nerviosismo. El Millonario no generaba situaciones claras, y no demostraba ser el equipo que siempre supo ser bajo el mando de Marcelo Gallardo. Aún así, cometía errores infantiles, y uno casi deriva en penal: Sergio Barreto le propinó un golpe a Miguel Borja que Fernando Rapallini revisó en el VAR. Afortunadamente, el árbitro no cobró absolutamente nada.

 

Sin embargo, la salvación de parte de Rapallini no sirvió de nada. Independiente seguía pidiendo la hora, mientras que la visita seguía intentando. Pesé a la tenencia de la pelota, River no lograba llegar en profundidad, y las más claras hasta el momento seguían siendo las jugadas de Leandro Benegas en el primer tiempo. Así hasta que, al final, un desvío dejó solo a Matías Suárez, quien definió y Milton Álvarez no pudo hacer nada. Pese al chequeo del VAR, la imagen era clara: Estaba habilitado por Alex Vigo.

 

Todo lo que había hecho el Rojo hasta el momento, se perdió en el final. Una sola jugada clara del Millonario bastó para que el local se vaya con las manos vacías. Así, entonces, Julio Falcioni volvió a debutar con una derrota, tal como le había sucedido en 2021 cuando cayó 1-0 con Lanús, con gol de Guillermo Burdisso. Ahora, valga la redundancia, se viene el Granate. A corregir los puntos flojos y recuperar la sonrisa.

Cuartos Cuartos

Los Cuartos en Copa Argentina: Un obstáculo impasable

Actualidad

El sueño se terminó en Chaco

Actualidad

la T la T

¿Cómo llega la T?

Actualidad

Un proyecto ambicioso

Actualidad

Advertisement
Connect