Connect with us

Exigencia para afrontar otro mercado de pases

¿Independiente está en condiciones de mejorarle el plantel a Lucas Pusineri para 2021? ¿Cómo se trabajó hasta ahora?

Si bien a Lucas Pusineri se le pueden achacar responsabilidades como el funcionamiento y el armado del equipo, es indudable que el entrenador debió arreglárselas con lo que pudo. Si bien desde la dirigencia del Rey de Copas cumplieron con cuatro refuerzos en el último libro de pases, no todo fue tan sencillo.

En la previa a la vuelta a la competencia, cuando debía armarse el plantel, Lucas Pusineri fue claro y aseguró: “No vamos a traer por traer. Muchas veces se incorporan jugadores que no son mejores que los que uno tiene, a veces el mejor refuerzo es potenciar lo que tenés”, dejando en claro que no lo desesperaba llenar por llenar. Llevándose por esta frase, se encaró un extraño y errático libro de pases.

Como es habitual en cada mercado de pases, un sinfín de nombres aparecieron y en esa danza de apellidos el entrenador subió o bajó el pulgar. En cuanto a lo que respecta al puesto de arqueros, Pusi dio la prioridad para que traigan a Álvaro Montero, con gran presente en Tolima, pero una vez que se comprobó que el club no podía afrontar esa compra, se conversó por Marcos Diaz, Agustín Rossi y Alexander Domínguez. Hasta llegar a Sebastián Sosa, el uruguayo que se convirtió en el arquero por el que tanto pidió el entrenador.

En el puesto de defensor hubo un caso similar, con Pusineri pidiendo que se traiga a Cristián Lema, pero al ver que la negociación era inviable se dio marcha atrás. Luego, en la danza de nombres aparecieron Emanuel Gularte y Nicolás Demartini, los cuales estuvieron muy cerca de convertirse en refuerzos. En ambos casos se terminó enfriando la negociación. Finalmente, apareció Ezequiel Muñoz, quien había quedado libre de Lanús y llegó tras arreglar su salario. En el caso del lateral izquierdo, se avanzó por Christian Mafla de Atlético Nacional pero todo quedó en la nada. En segunda instancia se fue por Lucas Rodríguez, quien se transformó en refuerzo con el pase en su poder luego de abandonar Tigre.

A la hora de hablar del mediocampo hay que reconocer que sí hubo un puesto en el que el DT hizo especial hincapié: el doble cinco. Pidió en primera instancia a Ezequiel Piovi, jugador de Almagro por el que el Rojo no quiso pagar el millón de dólares que pedía el club del ascenso. En segunda instancia solicitó a Yeison Gordillo, de Independiente Medellín, quien fue imposible por la diferencia de moneda. No se contrató a nadie. No obstante, llegó Federico Martínez un extremo que puede jugar como segunda punta y fue pedido expreso de Jorge Burruchaga.

Ante la numerosa salida de atacantes que sufrió el plantel, Pusineri rogó por un centro delantero para el equipo. Isidro Pitta fue negociado con previo aval del DT, pero dejó Sportivo Luqueño para vestir la camiseta de Olimpia. Ya en segunda instancia, cuando Silvio Romero coqueteaba con Boca, se pujó por las llegadas de Walter Bou y Franco Soldano, pero tampoco se llegó a buen puerto.

Cada operación fue cuesta arriba y se notó claramente la falta de jugadores tanto en el centro del campo (terminó jugando el relegado Carlos Benavidez) y en la delantera (las alternativas son Nicolás Messiniti y Marcos Landaburu). Ahora, con la renovación del contrato, Pusineri se plantó y pidió que le cumplan sí o sí con los roles que considera necesarios para armar un plantel competitivo.

Bochini: " Bochini: "

¿El Bocha se mete en el mundo del Streaming?

Actualidad

Las Diablas no pudieron con el Canalla Las Diablas no pudieron con el Canalla

Las Diablas no pudieron con el Canalla

Diablas

Debutó Benjamín Agüero en la cantera del Diablo Debutó Benjamín Agüero en la cantera del Diablo

Debutó Benjamín Agüero en la cantera del Diablo

Actualidad

El respaldo de Jorge Burruchaga a Carlos Tevez

Actualidad

Advertisement
Connect