Connect with us

Fantástica entrevista de Monzón hasta las lágrimas

Pedro Damián Monzón se mostró feliz por la oportunidad de volver a Independiente y dio una entrevista a pura emoción en la que recordó todos los momentos que le tocaron atravesar en su vida personal. ¡Preparate para lagrimear!

“Le pedí muchísimo a dios que un día me cumpla el sueño de poder volver a Independiente, le estoy muy agradecido a Falcioni y la dirigencia que me dan la oportunidad, también a la gente que no se porque me quiere y demuestra mucho cariño, pensé que ya se habían olvidado porque hace muchísimo dejé de jugar”, manifestó un feliz Monzón al hablar de su gratitud al regresar a casa.

Luego, sumó en cuanto a sus ganas de aportar: “Me emociona todo lo que me está pasando. Agradezco a Dios este momento, ojalá no sea un sueño y si lo es, que no me despierte nunca. Estoy con muchas ganas de trabajar y demostrar que no se equivocaron en elegirme. Tengo mucho para dar, hace 19 años que trabajo como director técnico”.

Siguiendo la charla, el Moncho recordó las dificultades que se le presentaron en la vida y todo lo que consiguió gracias al Orgullo Nacional:En mí caso personal venía de una familia muy pobre, luché por un objetivo. Estar debajo de la tribuna de Independiente y conocer lo que es bañarte, sentarte en un inodoro. Yo quería jugar acá, llegar y ayudar a mí familia. Tampoco ganábamos mucho dinero, la peleábamos. En la pensión éramos once chicos y había seis camas y cinco colchones. Me tocó la cama y era feliz. Eso me fortalecía porque yo quería cumplir el sueño de jugar en primera”.

Continuando la charla, el nuevo ayudante técnico, planteó de los nombres con los que le tocó medirse en el puesto: “Adelante mío tenía a Trossero y Villaverde, jugaba en lugar de ellos y tenía que salir a luchar la pelota. De grande te haces tribunero, ja. Villaverde llegaba y se la daba al compañero, yo la tiraba afuera y se escuchaba murmullo. Estaban acostumbrados al capitán y Trossero. Yo daba la vida para que no me hagan ningún gol”. Y agregó en dialogo con ESPN F12 en cuanto a su profesionalismo: “A mí me enseñaron algunos técnicos, y sobre todo Nito Veiga, a que el defensor debe prepararse para ser el mejor defensor. Eso me quedó en la cabeza, para seguir jugando tenía que defender, que me peguen un pelotazo, trabar con la cabeza y que no entre. Yo tenía otras virtudes”.

Al detallar todo lo transitado una vez colgados los botines, planteó: “Me gustan los retos, por eso me pasaron cosas en la vida, desafié los retos para ver si uno podía ganar y es muy difícil, pero lo intenté. Estos retos si, los retos de trabajo y de estar con mis hijos si, de darles mí vida si es necesario, otros retos que te hacen mal en la vida no”.

Al concluir, el Moncho dio un crudo relato de esos momentos oscuros que pasó: “Portarse mal con uno mismo, dejar de quererse y querer. Pensé en suicidarme un montón de veces. A veces iba a lugares humildes, de Avellaneda principalmente, a veces me cacheteaban, me decían: ‘Tómatelas, acá no te podés pelear, te meten un tiro. ¿No entendés que te queremos?'”.

Yoyo Yoyo

Siempre en lo importante

Actualidad

Con olor a despedida: la contundente decisión que los aleja del club Con olor a despedida: la contundente decisión que los aleja del club

Con olor a despedida: la contundente decisión que los aleja del club

Actualidad

La promesa que realizó la dirigencia a Domínguez La promesa que realizó la dirigencia a Domínguez

La promesa que realizó la dirigencia a Domínguez

Actualidad

Nadie quiere hacerse cargo Nadie quiere hacerse cargo

Nadie quiere hacerse cargo

Actualidad

Advertisement
Connect