Connect with us
muchachos

Final “feliz” para una copa magra

muchachos

Independiente derrotó a Huracán en su última presentación por la Copa de la Liga.

Partido complicado el que se vivió en el Libertadores de América. Independiente, ya sin chances de clasificar a Cuartos de Final, recibía a Huracán, que necesitaba ganar para seguir. En las tribunas, la gente jugó su propio partido contra la dirigencia, que esta vez censuró a los medios para que no puedan acceder al playón de la tribuna Erico. Nada fácil.

De arranque, el Rojo trató de tener la pelota. Huracán, desesperado por conseguir los tres puntos, no lograba llegar en profundidad. El local, por su parte, se plantó con paciencia, y tuvo su recompensa. A los 21 minutos, por medio de Alan Soñora de tiro libre, llegó al 1-0. El Globo ya era un manojo de nervios.

 

En el complemento, se dio lo lógico: La visita trató de someter a Independiente, y por momentos amagó con el empate. Sin embargo, nunca concretaron, y el Rojo golpeó. Lucas González ya había errado una clara, y luego Juan Cazares se fue solo para poner el 2-0. La historia ya estaba definida.

 

Pero no terminó ahí. El Rey de Copas le ganaba 2-0 a un Huracán que necesitaba ganar para clasificar, y siguió cometiendo falencias. Leandro Fernández se la robó a Santiago Hezze, encaró a Marcos Díaz, y selló la goleada. El 3-0 era mucho para el desarrollo, pero era necesario para el momento.

 

Al final, y pese al triunfo, los hinchas siguieron jugando su propio partido. Los insultos contra la dirigencia fueron ensordecedores, mientras la misma resolvió cerrar el playón para que los periodistas no puedan difundir el enojo de la gente en dicho lugar. Independiente ganó un partido de fútbol, ahora le toca ganar otro más importante.

 

policía policía

La policía violenta porque quiere: El miércoles lo sufrieron los nuestros

Actualidad

números números

Los impresionantes números de Iván Marcone vs Central Córdoba

Actualidad

El fin de una era

Actualidad

Arbitraje de Merlos al margen, Independiente hizo todo lo posible para perder ante Central Córdoba. Una noche negra de la defensa, que cometió errores insólitos y le facilitó todo al rival. Arbitraje de Merlos al margen, Independiente hizo todo lo posible para perder ante Central Córdoba. Una noche negra de la defensa, que cometió errores insólitos y le facilitó todo al rival.

La culpa está en casa

La Lupa del Diablo

Advertisement
Connect