Connect with us

Gabbarini contó sus peleas con Cantero y Comparada

El arquero dio detalles crudos de lo que fueron sus años en Independiente y reveló fuertes discusiones con los expresidentes.

Adrián Gabbarini es otro producto de Villa Domínico y hoy brilla en la Liga de Quito de Ecuador. El arquero contó cómo se dio su llegada a Independiente, en una historia increíble: “Yo estaba atendiendo de mozo en una finca al plantel de Independiente en 2002. En ese asado, estaba Néstor Clausen y me preguntó si quería ir a entrenarme al club porque sabía que yo estaba atajando en GuaymallénAl día siguiente, fui y pude entrenar con todo el equipo”.

Luego, remarcó lo importante que fue Miguel Ángel Santoro para todos los arqueros de las juveniles: “Nos hacía entrenar a las siete de la mañana y seguíamos hasta las nueveDespués, nos íbamos con nuestras divisiones, así que estábamos hasta las 12 del mediodía. Pepé se quedaba en el club hasta las cuatro de la tarde. Toda esa camada de arqueros le debemos muchísimo a él porque siempre estaba para nosotros”.

Por su parte, Gabba revivió un encontronazo que tuvo con Javier Cantero en 2013: “Yo quedé libre porque se me terminó mi contrato y, al haber cuatro arqueros, tuvimos que irme con Hilario Navarro. Cantero no nos quiso dejar entrar al club. Yo le dije que él no me podía hacer eso porque yo estaba en Independiente hace 12 años y casi nos vamos a las manos”.

“Julio Comparadame vino con una oferta de Unión, en donde iba a cobrar cuatro veces más y le dije que yo quería quedarme en Independiente. Me dijo: “Te tenés confianza, pendejo” y le contesté: “Obvio que me tengo confianza. ¿Y vos cuándo vas a terminar la cancha? Cuando vos la terminés, yo voy a ser el arquero titular ese día” en la cara”, sumó en charla con Muy Independiente.

Por último, habló de las limitaciones que había en la pensión del Rojo por esos años: “El gran problema de la pensión de Independiente en 2002 fue la seguridad. Al no haber un paredón, se metían siempre los de la villa a jugar partidos. Una vez entraron a robar a la confitería y los dos policías se vinieron para la pensión. Se empezaron a tirotear desde ahí. Tuvo mucha suerte esa dirigencia que nunca le pasó nada a los pibes”.

El gran problema de Domínguez: un equipo irregular El gran problema de Domínguez: un equipo irregular

Triste, solo, y esperando el final

Actualidad

No da para más

Actualidad

Uno x Uno +Puntajes Vs Platense

Actualidad

Taborda Taborda

Vicente Taborda liquidó las cosas…

Actualidad

Advertisement
Connect