Connect with us

Goleada de campeón

Un día como hoy pero hace 20 años, Independiente goleaba 4-1 a Racing y empezaba a mostrar chapa en un torneo que se terminó quedando.

Una vida de grandeza y otra de mediocridad, es el slogan que mejor define al Clásico de Avellaneda. Independiente, conocido como el Rey de Copas, mientras que Racing es mejor conocido como la burla de la ciudad. Cada vez que se enfrentan, el Rojo parte como favorito. Lo cierto es que el 19 de agosto de 2002 se dio uno de los Clásicos donde mejor se notó la diferencia entre ambos clubes.

Aquel lunes, feriado, el Diablo y la Academia se enfrentaron en el Monumental. Si, ellos tenían suspendido el Cilindro, por lo que el derby se disputó en el estadio de River. El más grande, con Américo Gallego en el banco, ya había demostrado en las tres primeras fechas que iba a ser cosa seria en el campeonato, y aquella tarde se lo dejó en claro a su eterno rival: Con dos goles de Daniel Montenegro, otro de Andrés Silvera y el restante de Leonel Ríos, derrumbó 4-1 al local, que apenas pudo anotar por medio de Sebastián Romero.

 

Ese duelo fue recién la primera goleada que consiguió el equipo durante el Apertura 2002, ya que también supo someter a otros equipos como San Lorenzo, Talleres, Colón y Chacarita. Lo cierto es que aquel 4-1 fue una clara demostración de que no iba a ser un torneo más para Independiente, de que lo iba a pelear hasta el final, y en diciembre se terminó consagrando campeón.

Apareció el mejor del mundo y Argentina sigue con vida

Actualidad

lateral derecho lateral derecho

El lateral derecho por el que Independiente muestra interés

Actualidad

Nueva oferta por Gaich

Actualidad

cuerpo técnico cuerpo técnico

Stillitano: “Independiente es tan gigante que no hay que pensarlo dos veces”

Actualidad

Advertisement
Connect