Connect with us

¡Háganse cargo!

Independiente fue goleado y humillado 3-0 por Rosario Central, que venía último. ¿Hasta cuándo?

Deplorable, de terror, lo que pasó en Rosario. Independiente tenía que ir a buscar los tres puntos para aspirar a un milagro que lo deposite en Cuartos de Final, e hizo todo lo contrario. Sin ganas y apático, fue superado por Rosario Central que, sin practicar un gran fútbol, lo goleó 3-0.

Ya en el arranque, el Rojo empezó a demostrar que no le importó en lo absoluto el partido. Empezó a tocar innecesariamente abajo, la perdió, y le facilitó la primera llegada al local. Luego de un centro rasante, Marco Ruben madrugó a Sergio Barreto y le rompió el arco a Sebastián Sosa para poner el 1-0.

De ahí, Independiente trató de reaccionar, pero sin profundidad. Le emparejó el duelo al Canalla, pero no preocupó demasiado a Gaspar Servio, que apenas fue un mero espectador de lujo de lo que terminó siendo una fiesta para el local. Apenas Carlos Benavídez casi lo empata de cabeza, pero se fue desviado.

El segundo tiempo, por su parte, fue peor. Rosario Central empezó a asomar más, y para colmo, Eduardo Domínguez sacó a Tomás Pozzo para que ingrese Leandro Fernández. Así, era solo cuestión de tiempo para que lo peor llegue.

Promediando los 26 minutos, llegó el segundo, y definitivo para un partido que no parecía que Independiente pudiera empatar. Luego de una jugada por la derecha, metieron la pelota al medio, Claudio Yacob remató y Julián Velázquez, de taco, la desvió para el 2-0. Si, el defensor cumplió con la ley del ex.

Y como si fuera poco, rápidamente llegó el tercero. Insólitamente, el Rey de Copas sacó del medio y la perdió. Marcelo Benítez corrió por la izquierda, y luego de un centro rasante, Walter Montoya definió al segundo palo. Si, el equipo terminó de demostrar que no le importó nunca el partido.

Luego, solo fue cuestión de tiempo. Rosario Central estuvo cerca del cuarto, e Independiente se rindió definitivamente. Juan Insaurralde, que nunca defiende, aprovechó para hacerse expulsar de forma absurda. No sirve el tribuneo, ya no hay palabras que consuelen. El Rojo fue goleado y humillado por el último, y no hay justificación alguna. Si bien Eduardo Domínguez no le encontró el rumbo, varios jugadores demostraron que no pueden seguir en el más grande. ¡Háganse cargo, esto es Independiente!

Parecía que se iban pero no: el Rojo selló su continuidad Parecía que se iban pero no: el Rojo selló su continuidad

Parecía que se iban pero no: el Rojo acordó su continuidad

Actualidad

Gabriel Hachen habló como jugador de Independiente Gabriel Hachen habló como jugador de Independiente

Gabriel Hachen habló como jugador de Independiente

Actualidad

Hachen llevó adelante la revisación médica Hachen llevó adelante la revisación médica

Hachen llevó adelante la revisación médica

Actualidad

Llega el tercero Llega el tercero

Llega el tercero

Actualidad

Advertisement
Connect