Connect with us

¡Horribles!

Independiente igualó sin goles ante un San Lorenzo condenado por lo menos a la Promoción. Jugó otra vez mal, sin ideas. Urgente un desfibrilador para reactivar a este plantel que sigue hundiendo al club.

El primer tiempo de Independiente fue de terror. Más allá de la falta de rigor futbolístico impreso desde el cuerpo técnico y el paupérrimo estado del campo de juego, los
jugadores que salieron a defender los colores del Rojo no hacían honor ni al club ni a su propia profesión. Salvo Fredes, no había quien pudiese pasarle la pelota al compañero.

Recién en los últimos cinco minutos del primer tiempo llevó peligro al arco de Migliore. Primero a los 40 con un remate lejano y desviado de Osmar Ferreyra y, cinco
minutos más tarde la mejor jugada del equipo de Cristian Díaz. Fredes la robó en el mediocampo, transportó un poco el balón y lo habilitó a Vidal. El Pato ante la salida de Migliore definió de zurda con destino de gol pero en la línea salvó Bianchi Arce.

Más allá de eso nada, absolutamente nada. San Lorenzo demostró por qué pelea eldescenso. De todas maneras, con poco llevó mucho más peligro que el local. Claro está que con Romagnoli el Ciclón tenía más fútbol, pero los delanteros Bueno y Gigliotti no concretaban.

Así las cosas, se fue el primer tiempo con la sensación de que peor no podía ser el juego en el complemento. Sin embargo, a los 3 minutos lo expulsaron a Julián Velázquez y
se acabó todo. Salió Monserrat para que, con el ingreso de Vallés, se armara la línea de cuatro con Tuzzio como primer central. Se relegó el ataque a cualquier contra.

San Lorenzo venía y se venía. Con poco, con nada. El peligro estaba en los pies de Ortigoza, de Romagnoli y en la velocidad de Buffarini. En ataque el Rojo supeditado a
una jugada de Villafañez y una chance para el Tecla.

Luego de los 15 minutos del complemento el partido dejó de ser eso. San Lorenzo volcado al ataque con mucha gente y poca ideas. A puro centro y arremetidas. Independiente con el Mariscal Milito como abanderado, sacó todo y lo que no pudo apareció Hilario o la falta de puntería de los delanteros visitantes.

Fredes se desdoblaba para defender y tratar de arrimarle la pelota a Farías y Villafañez; Ferreyra gravitó en un partido en el que recordó sus peores participaciones; Godoy, lo de siempre, o sea, nada; el ingreso de Battión no solucionó el problema. El Rojo fue un desastre una vez más. La cosecha de puntos es ínfima, el presente es preocupante y el futuro golpea como esa enfermedad terminal que de a poco te va llevando.

El Tecla pudo haber marcado en alguna jugada aislada. San Lorenzo, en alguna de sus arremetidas pudo haber inflado la red. Lo cierto es que el partido terminó sin goles,
Maglio fue insultado, la gente se fue angustiada y, en el horizonte más cercano aparece el gran Tigre de Arruabarena. Lo más lindo de la tarde, el gran partido de Gabriel Milito y la ovación final.

destino destino

El nuevo destino de Lucas Rodríguez

Actualidad

Neves Neves

¿Qué vas a hacer, Neves?

Actualidad

Gabriel Neves Gabriel Neves

El club argentino que también quiere a Gabriel Neves

Actualidad

Jornada adversa en inferiores Jornada adversa en inferiores

Jornada adversa en inferiores

Actualidad

Advertisement
Connect