Connect with us

Insoportable

Independiente igualó 2-2 ante Aldosivi como local tras ir ganando 2-0 en el primer tiempo. Mancuello y el Rolfi habían adelantado al local, que en el complemento fue un desastre y permitió el empate del Tiburón. ¿Y ahora?

Otro cachetazo más para la historia de Independiente. Parece que siempre se puede estar peor con este plantel, este entrenador y esta dirigencia. Independiente jugó el mejor primer tiempo en lo que va la B Nacional, pero el complemento fue más de lo más malo. Un desastre. Se bordeó la intransigencia y se volvió a escupir el escudo.

El encuentro arrancó extraño. Rearte se ubicó bien en la espalda del Rolfi y desde ahí manejaba los hilos de un Aldosivi que en los primeros minutos cortaba bien en el mediocampo y salía rápido para buscar. Enfrente, el local mostraba algunas insuficiencias, pero de a poco iba encontrando su camino y ése, como suele suceder, fue la zona inzquierda.

Es más, pese a que recién se estaban acomodando, nació la apertura del marcador. Mancuello, a los 7 minutos, arrancó la jugada, tocó y fue a buscar la pared con Villalba. El lateral se la devolvió con caño incluido. Mancu encaró, descargó con el Rolfi y se ubicó dentro del área para recibir la habilitación del Diez y tras transportar, se hizo el hueco y definió de derecha para el 1-0.

Una gran felicidad para el volante zurdo, uno de los pocos que se nota que juega con el corazón y disputa cada una como la última. Además, el gol llegaba tras una jugada colectiva. Y, para seguir en levantada apareció la chance del segundo.

Pelotazo largo y alto de Julián Velázquez, al que el Polaco Menéndez fue a buscar como oro en polvo. Ganó la posición y al mínimo roce se tiró. El árbitro cobró penal y el Rolfi Montenegro lo cambió por gol. 2-0 tras el derechazo furibundo del Diez hubo una montaña de abrazos con Miguel Angel Brindisi.

Todo estaba bien. Aldosivi desconcertado sólo contó con un derechazo que hizo volar a Assman. Independiente enchufado. Lo tuvo Razzoti. También, Zapata que se metió en el área y ante la salida del arquero definió desviado. Acto siguiente, fue el Rolfi el que probó desde afuera. El Rojo estaba para golear, pero las cosas no se dieron. Otra vez.

Segundo tiempo y la obra fatídica y vergonzosa. Cuatro minutos Montenegro tuvo en su pie derecho el tercero pero su remate se fue ancho. Acto siguiente, gol de Aldosivi. Sí, gol de Aldosivi. Una defensa que sufrió la salida de Villalba, el ingreso de Núñez (falto de fútbol) y Valles por izquierda, más el paupérrimo nivel de Velázquez hizo todo lo posible para que sucediera.

El uruguayo lateral por derecha quedó enganchado y habilitó a los 7 jugadores que metió en el área el Tiburón. Uno de ellos fue Damián Martínez que recibió solo y le pegó un derechazo secó que picó extraño y se coló en el primer palo de un Assman que sigue sin poder ganar partidos.

A partir del descuento de Aldosivi a los 8 minutos Independiente empezó a hacer todo mal. Se bloqueó. Perdió la pelota, el mediocampo, la precisión. Todo. Y, enfrente, su rival se agigantó. Dejó de ser un delfín en cautiverio para comerse al Rojo como un Tiburón. La defensa local perdía y no podía sacar la pelota.

Brindisi mandó a la cancha a Pizzini por Parra y a Marcelo Vidal por Mancuello, pero ni así logró tener la pelota. Quizás hubiese sido más importante Pisano. Sobre todo porque el Rolfi había desaparecido.

Así fue que en una jugada muy confusa la defensa sacó la pelota al tiro de esquina. Iban 22 minutos y desde allí partió el empate. El centro cayó al punto del penal. Assman parado bajo el arco. Un cabezazo sucio golpeó en Velázquez y habilitado por Menéndez apareció Vildozo y no perdonó. El 2-2 fue escalofriante.

El Rojo fue, pero de nada sirvió. Recién en el último instante del partido fue el Rolfi el que volvió a ser el peligro para el tercero. Primero con una volea desde afuera y en el final mismo con un remate medido de tiro libre que dio en el palo. Sí, ni el tiro del final le salió. Hubo un penal no cobrado, claro, sobre Menéndez a los 42 minutos, pero la historia ya estaba consumada.

Un empate que derrota una vez más la ilusión de la gente por salir de esto. Será largo y así imposible. A poner huevos y a dejarse de joder. Con ganas, solamente, se ganaba.

Hay Costa para rato

Actualidad

vs Platense: vs Platense:

Entradas vs Platense: ¡Información importante!

Actualidad

Árbitro para recibir al Calamar

Actualidad

Hachen sigue causando problemas Hachen sigue causando problemas

Hachen sigue causando problemas

Actualidad

Advertisement
Connect