Connect with us
Lo volvieron a dormir

La misma historia de siempre

Lo volvieron a dormir

Independiente ganaba 1-0, pero volvió a meterse atrás y Vélez se lo empató en el final.

Duelo de necesitados en el Libertadores de América. Independiente y Vélez, ambos en la zona baja de la tabla de posiciones. El primero, con solo torneo y Copa Argentina por jugar, mientras que el segundo tiene un encuentro por Copa Libertadores en pocos días. Por este motivo, Alexander Medina dispuso varios suplentes.

Desde el inicio, se notó a un Rojo más comprometido. Lucas Romero, Lucas González y Alan Soñora manejaban bien el mediocampo, y Damián Batallini obligaba por su costado. Así, el Diablo dominaba a la visita, y se puso arriba con justicia. Luego de una escapada de Batallini por la izquierda, el ex Argentinos mandó un centro rasante y Soñora definió solo para poner el 1-0.

 

Así, Independiente ganaba y jugaba mejor. Le llegaba a un equipo netamente inferior, pero pecaba de impreciso en los últimos metros. Leandro Benegas, por su parte, no lograba hacerse pesar, y erraba las pocas pelotas que le quedaban en ataque. Sin liquidarlo, el local se fue al entretiempo, y lo del complemento no necesita mucha explicación.

Otra vez, el Rojo se metió atrás. Vélez no fue ninguna aplanadora, pero como sucede siempre, el peor rival del Rey de Copas es su propio miedo de ir a buscar los encuentros. Se fue diluyendo, mientras Alexander Medina hacía cambios ofensivos para ir a buscarlo: Puso a Lucas Pratto, a Lucas Janson y a Walter Bou, entre otros. Y si, el peor final llegó.

Cuando el equipo no ataca y el arquero no quiere ganar, pasan cosas insólitas. A Sebastián Sosa le cayó una pelota que bien pudo haber agarrado, pero lejos de eso, intentó despejarla de forma errónea. La pelota le cayó a Bou, quien envió un centro y, solo, Pratto cabeceó al arco. ¿Sosa? Otra vez no pudo salvar al más grande.

 

Con el gol en el final, quedaba poco tiempo para recuperar el triunfo perdido, que claramente no se dio. Cuando Andrés Merlos pitó el final, Independiente se fue otra vez con solo un punto, aunque ya hay que decir que se va con las manos vacías. Julio Falcioni sigue con miedo de buscar los partidos, y ahora volvió a confiar en el mismo arquero que venía perjudicando a Independiente. El Emperador está perdido, y el equipo es un fiel reflejo de ello. Mientras tanto, el peor destino se va asomando en el horizonte. ¡Despierten antes de que sea tarde!

Leandro Stillitano: Leandro Stillitano:

Concentrados para el debut

Actualidad

torneo argentino torneo argentino

¡Hoy comienza el torneo argentino 2023!

Actualidad

Árbitro para debutar en Córdoba

Actualidad

Tomás Tomás

Baile Rojo en San Juan

Actualidad

Advertisement
Connect