Connect with us

La responsabilidad de romper la malaria

¡El Rojo tiene una gran oportunidad en Tucumán!

Independiente deberá ir a Tucumán a buscar el pase a Octavos de la Copa Sudamericana, competición en la que solo pudo ganar dos veces de visitante frente a equipos argentinos.

Desde que arrancó la Copa Sudamericana en 2002, con San Lorenzo como primer campeón del certamen, Independiente participó diez veces contando la actual, y en ocho ocasiones se enfrentó con equipos argentinos (ahora será la novena). ¿Cómo le fue en condición de visitante?

La primera vez que jugó la Copa en 2003, el Rojo debutó contra Rosario Central con Óscar Ruggeri en el banco mientras Miguel Ángel Russo dirigía al Canalla. En Avellaneda habían igualado 1-1 y, en el Gigante de Arroyito, el Rey de Copas logró vencer 1-0 con gol de Bruno Marioni para sellar el pase a la Segunda Fase.

El siguiente enfrentamiento data de esta última fase y en la misma Copa, nada más y nada menos que con el River de Manuel Pellegrini. El Millonario, en aquella ocasión, se floreó en ambas ocasiones contra el Diablo con sendos triunfos 4-1 en Avellaneda y 4-0 en el Monumental.

Luego de aquella eliminación, Independiente tardó cinco años en volver a jugar la Sudamericana, cuando en 2008 volvió a ingresar y, en la Primera Fase, le tocó enfrentar a Estudiantes. Luego de un triunfo 2-1 en el Cilindro, el más grande tuvo que ir a La Plata a buscar la clasificación, donde cayó por el mismo resultado (el gol lo hizo Leonel Núñez y en los penales la suerte jugó a favor del Pincha.

Dos años más tarde, en 2010, el Orgullo Nacional logró levantar su primera Sudamericana. El camino, tal como lo decretaba el reglamento antes, arrancó contra un equipo argentino, en este caso Argentinos Juniors. Después de haber ganado 1-0 en la ida, el Rojo fue a La Paternal y consiguió un empate 1-1 con gol de Leandro Gracián que lo depositó en Octavos de Final.

El siguiente enfrentamiento contra un rival del mismo país fue en 2012, nada más y nada menos que contra Boca. En esta ocasión, la ida debió jugarla en la Bombonera, donde Independiente consiguió un valioso empate 3-3 con goles de Jonathan Santana, Paulo Rosales y Ernesto Farías en un partidazo para el infarto. En Avellaneda, el Rey de Copas hizo honor a su historia y limpió al Xeneize una vez más luego de haber igualado 0-0 por gol de visitante.

La fase posterior contra un argentino fue en 2015, esta vez contra Arsenal. En la ida, jugada en el Viaducto, ambos igualaron 1-1 (el tanto del más grande lo anotó Julián Vitale), y luego el Rojo logró llevarse la clasificación con una victoria 1-0 en el Libertadores de América.

Al otro año, en 2016, el Independiente de Gabriel Milito tuvo que enfrentar al Lanús de Jorge Almirón. En esta ocasión, otra vez, la ida fue de visitante, donde el Rojo logró ganar 2-0 con goles de Leandro Fernández y Emiliano Rigoni. Luego, en la vuelta, el más grande selló la clasificación con una victoria 1-0 en Avellaneda, con gol de Martín Benítez.

Finalmente, la última vez que el Diablo se enfrentó con un rival del mismo país fue en 2017, contra Atlético Tucumán. En el primer encuentro, disputado de visitante, el elenco entonces conducido por Ariel Holan cayó 1-0 con gol de Luis Rodríguez. Luego, en Avellaneda, logró triunfar 2-0 con tantos de Leandro Fernández y Martín Benítez, y cerró la clasificación a Cuartos de Final.

Ahora, Independiente deberá enfrentar otra vez al Decano en Tucumán para pasar a Octavos de la Copa Sudamericana 2020, siendo que solo logró dos victorias de visitante contra argentinos en la competición. ¿Podrá llevarse el triunfo ahora?

Un duelo con una historia particular

Actualidad

Días y horarios de los próximos duelos Días y horarios de los próximos duelos

Días y horarios de los próximos duelos

Actualidad

Volvieron a entrenarse: le prenden velas a él Volvieron a entrenarse: le prenden velas a él

Volvieron a entrenarse: le prenden velas a él

Actualidad

buenas buenas

Ivan Marcone: “Apretamos los dientes y ahora tocan las buenas”

Actualidad

Advertisement
Connect