Connect with us

Las claves de una eliminación inmerecida

Independiente fue más que Santos, pero igualó 1-1 y quedó afuera. En InfiernoRojo te contamos por qué.

Superioridad en los 90 minutos: Independiente se plantó en el mediocampo y, salvó algún que otro sofocón, fue mejor que Santos. Con Lucas Romero como bandera, supo distribuir la pelota y hacérsela llegar a los delanteros. A priori, parecía que se iba a quedar con la serie, pero no fue así.

La maldita ineficacia de otros partidos: Parece reiterativo ya, pero el Rojo peca de impreciso en los últimos metros, y esta vez lo pagó caro. Tuvo chances por medio de Alan Velasco, de Silvio Romero, de Sebastián Palacios, y hasta de Fabricio Bustos, pero todas se fueron afuera o las atajó Joao Paulo. El único gol lo marcó Lucas González, y en ese momento el local había generado chances para estar goleando.

Los goles que no se hacen en un arco: El Rey de Copas debía estar ganándole, al menos, 2-0 al Peixe con las situaciones de Velasco y de Palacios en el primer tiempo, pero no se dio. Para colmo, luego del mano a mano que el arquero rival le contuvo al Tucu, el adversario salió de contra y, tras una falla grosera de Juan Insaurralde, Kaio Jorge marcó el 1-0 transitorio para la visita.

Actitud digna y rendimiento espectacular: Más allá del empate que derivó en la eliminación, Independiente jugó su mejor partido en mucho tiempo. Con sociedades interesantes y una actitud innegable, el Rojo se impuso incluso con uno menos, pero no pudo con su propia ineficacia. En el debe, queda esto último, pero al menos Julio Falcioni ya sabe por dónde trabajar.

en Argentina en Argentina

Se va libre pero… ¿Se queda en Argentina?

Actualidad

delanteros delanteros

Los dos delanteros con los que estuvo en contacto Independiente

Actualidad

pago pago

Acuerdo de pago de una deuda… por Lucas Romero

Actualidad

Yoyo Yoyo

Siempre en lo importante

Actualidad

Advertisement
Connect