Connect with us

Las claves del 0-0 ante el Cele

Con un equipo mixto, Independiente tuvo un partido discreto ante Temperley, que jugó mucho tiempo con un hombre de menos. Ninguno hizo grandes méritos para llevarse los tres puntos.
El equipo B: Si hubo un punto fundamental por el cual Independiente no rindió como es habitual, es claramente el equipo semi-alternativo que puso Ariel Holan. Le costó muchísimo la generación de juego, y el gol estuvo muy lejos salvo jugadas aisladas.
Inconexo: Más allá que ya se haya dejado en claro que no era el once titular, aún así cabe analizar el encuentro. Y a Independiente le costó mucho llegar con pelota dominada. Se cansó de perder el balón en el medio y las veces que superó tres cuartos, fue de forma muy diluida. Factor clave para que no pueda abrir el marcador.
Sin marcar la diferencia: Al equipo de Ariel Holan le faltó un jugador que agarre la pelota y se haga cargo de dar un salto de calidad en prestancia y fútbol. En general, nadie destacó ni pudo desencajar hacia arriba en un partido muy pero muy discreto.
Los arqueros: Si bien el partido no se caracterizó por haber contado con muchas situaciones de gol, los arqueros de cada equipo tuvieron intervenciones claves para que todo termine 0 a 0. Josué Ayala, de Temperley, apareció en cuatro tapadas clarísimas y Damián Albil no se quedó atrás; en el primer tiempo tapó un mano y recuperó la pelota directamente de los pies del delantero rival.
Entró en la rispidez: El equipo tuvo un problema que lo llevó a no poder concretar y a que tampoco le conviertan. Independiente entró en ese juego en el que no hay que entrar nunca: el sucio. Temperley ensució el partido con faltas, roces, nada grave, pero eran esas cosas que hacen enfriar el partido y, claramente, perjudican al conjunto que mejor juega al fútbol. Fue tan así que incluso Nicolás Figal debería haberse ido expulsado por un cruce y que ambos terminen con diez.

Una buena para el DT: el primero al caer

Actualidad

Santoro: “Uno quiere un Mercedes Benz, pero si no te da el cuero, confórmate con un Fiat 600” Santoro: “Uno quiere un Mercedes Benz, pero si no te da el cuero, confórmate con un Fiat 600”

Santoro: “Uno quiere un Mercedes Benz, pero si no te da el cuero, confórmate con un Fiat 600”

Actualidad

Velasco recordó sus días en el Rey de Copas Velasco recordó sus días en el Rey de Copas

Velasco recordó sus días en el Rey de Copas

Actualidad

Chucky Chucky

¿Vos qué vas a hacer, Chucky?

Actualidad

Advertisement
Connect