Connect with us

Las claves del empate en la ida

Independiente jugó la Ida de la Final de la Recopa ante el Gremio de Porto Alegre en el Libertadores de América en un partido con muchísimos puntos para analizar y revisar. Hubo varias situaciones y acontecimientos clave para que todo termine en empate.

Otro regalo más y van: Sin lugar a dudas, todo desarrollo del partido que se pueda analizar, parte desde la jugada que Independiente le regala a Gremio para que abra el marcador. Ya cansa que el Rojo regale al menos un gol por partido. Tiene que terminarse ya.

La expulsión: Segundo momento clave del partido, y que repercutió irremediablemente en todo lo que restó jugar, porque obligó a Independiente a jugar prácticamente todo el encuentro con uno menos. Si era para roja o no, es complicado. El codazo existe.

El gol oportuno: El empate llegó un momento cien por ciento inmejorable. Porque el equipo estaba golpeado, con uno menos, y la visita sabía que podía llevarse media copa de Avellaneda. Jugada fundamental para que todo termine como terminó y no de una manera más desgraciada.

La impresionante rebeldía: El equipo, lejos de conformarse con ese empate, incluso con uno menos salió a buscar el triunfo. Y tuvo un cierre del primer tiempo de alto vuelo, casi que parecía que los que tenían desventaja numérica eran los visitantes.

Orden y control: Ariel Holan supo que con el pitazo de inicio del segundo tiempo comenzaba en realidad otro partido. Se iba a notar mucho más el hombre de menos y Gremio iba a empezar a acorralar cada vez más a Independiente. Por eso acertó en los cambios, sobre todo con el ingreso de Jonás Gutiérrez para dar una mano en la marca a Nicolás Domingo; y reemplazar a Martín Benítez por Leandro Fernández fue otra decisión que debió tomar, porque Gremio con uno más tenía salida limpia que el misionero no podía ensuciar, pero sí Fernández. Lo de Nicolás Figal por Fabricio Bustos fue algo inevitable.

El arbitraje espantoso: Es muy difícil calificar de espantoso a un arbitraje, pero Zambrano hizo sus méritos para que lo sea. En primera instancia, si se asume que lo de Emmanuel Gigliotti era para roja, de antemano le erra porque amonesta. No tiene sentido, porque si interpreta que hay un codazo que excede al roce deportivo, es roja directa. Al pedir el VAR no tiene más remedio que expulsar: si le retiraba la amarilla, pues entonces no había falta, y el delantero se iba mano a mano al gol. Punto dos; a Fernando Amorebieta le meten un planchazo increíble. Nuevamente, o es tarjeta roja, o no es nada. Sobre el cierre del primer tiempo, cuando Independiente tenía acorralado a Gremio, adiciona tres minutos. Solo desde la falta de Gigliotti, hasta que se retira expulsado VAR mediante, pasaron cuatro. El resto, hagan la cuenta. Si hay que enumerar, este párrafo no termina más.

el mercado de pases el mercado de pases

¡Hoy comienza el mercado de pases!

Actualidad

ojo ojo

¡Ojo, Rojo!: Lo sondearon a Tomás Pozzo

Actualidad

decisión decisión

La decisión que comunicó el club sobre los sectores del estadio

Actualidad

Otra vez, las Diablas sumaron de a tres

Actualidad

Advertisement
Connect