Connect with us
¿No

Leandro Fernández, la otra muy buena noticia

¿No

El delantero, que había perdido terreno por flojas actuaciones en su retorno, viene sosteniendo un buen nivel cada vez que entra, con goles y asistencias. Es la otra buena nueva, después del 4-0 de Independiente.

La goleada por 4-0 ante el discretísimo Deportivo La Guaira fue una grandísima noticia para este Independiente que quiere ponerle un poco de maquillaje colorido a un semestre bien opaco. El resultado hasta se quedó corto teniendo en cuenta la cantidad de situaciones que creó el equipo de Eduardo Domínguez. Pero los goles convertidos lo dejan al Rojo con un panorama más accesible que antes de cara al choque decisivo del miércoles contra Ceará. Pero hubo otra buena noticia en la noche de Avellaneda. Y tiene que ver con la confirmación del momento de Leandro Fernández, un jugador de que se necesita mucho y en su regreso poco estaba haciendo.

El presente del delantero de 31 años es bien diferente al que tenía cuando volvió a inicio de año. Le costó volver a engranar a Fernández. Pero en los últimos encuentros se viene reencontrando con el nivel que supo tener en su anterior ciclo vestido de Diablo.

Vino con el visto bueno de Domínguez, a pesar de que en la opinión pública su vuelta causaba resistencia por su ida con el pase en su poder, sin negociar por su renovación y sin dejarle dinero al club. Se disculpó con la gente antes de firmar, se puso la camiseta y comenzó a jugar. Sin embargo, esos primero partidos no fueron lo esperado.

Por la falta de delanteros y referentes de área, Fernández rápidamente inició como titular. No solamente no hacía goles, sino que parecía no encontrar su lugar en el campo. Se lo veía incómodo por afuera y por el centro. Impreciso. Luchando más que jugando. Yendo al choque. Y dubitativo con la pelota al pie. Lejos de su versión anterior recordada.

Cuando Leandro Benegas se puso a tono físicamente, se ganó el lugar desde el arranque y no salió más, salvo cuando sufrió el síndrome vertiginoso. Y en ese momento, el DT prefirió poner al pibe Julián Romero, prácticamente sin experiencia en Primera, por sobre Leandro Fernández. El ex Nacional agachó la cabeza y siguió trabajando en silencio, entendiendo que debía volver a imponerse en la consideración del entrenador a fuerza de rendimientos óptimos. Y en eso anda.

Va por muy buen camino Fernández. Hace ya algunas presentaciones que aprovecha al máximo sus ingresos desde el banco en los segundos tiempos. En total lleva 15 actuaciones y 3 tantos en este segundo ciclo en Independiente. Pero levantó muchísimo en las últimas semanas, sobre todo cuando el equipo más lo necesitaba en la Copa Sudamericana.

El único tanto en la Copa de la Liga profesional se lo hizo a Huracán en el 3-0 de local. Y marcó dos más en el plano internacional, siempre entrando como suplentes: uno a Deportivo La Guaira en Venezuela y otro a General Caballero en Paraguay. Pero no sólo la metió, sino que su aporte también incluyó asistencias.

Le sirvió el cuarto a Alan Soñora en Asunción. Y el jueves en el Ricardo Enrique Bochini, si bien no anotó, saltó al campo y se metió rápidamente en la sintonía que necesitaba el equipo para terminar goleando. Asistió a Andrés Roa para el tercero y a Benegas para el cuarto. Y se perdió un par de chances para hacer el suyo.

Está más afilado de cara al arco, pero también más solidario con el juego colectivo. ¿Será suficente para recuperar terreno como titular?

Otro error más de la dirigencia, y van

Actualidad

El habitual titular que fue baja el entrenamiento El habitual titular que fue baja el entrenamiento

Prácticas con una buena noticia

Actualidad

Parecía que se iban pero no: el Rojo selló su continuidad Parecía que se iban pero no: el Rojo selló su continuidad

Parecía que se iban pero no: el Rojo acordó su continuidad

Actualidad

Gabriel Hachen habló como jugador de Independiente Gabriel Hachen habló como jugador de Independiente

Gabriel Hachen habló como jugador de Independiente

Actualidad

Advertisement
Connect