Connect with us

Lo ubicó un zapatazo

Daniel Montenegro marcó un gol importantísimo para empatar parcialmente el encuentro adverso en Córdoba ante Instituto. A partir de ahí, mostró su juego y, sobre todo, su ascendencia en el plantel.

El Rolfi tuvo un primer tiempo casi para el olvido. Recostado por la izquierda intentó ser pase y pared con Federico Mancuello, pero el Diez no estuvo preciso en la etapa inicial. Sus cambios de frente no eran dañinos como en otras condiciones. Su justeza estaba muy floja y ahí fue el momento más complicado para los dirigidos por Omar De Felippe.

En el complemento sí estuvo más participativo, aunque su juego no había sido muy vertical en ataque. Se lo notaba como perdido hasta que se ubicó delante de Franco Bellocq, en tres cuartos de cancha, para asociarse con Federico Insúa y Matías Pisano. Desde ahí hizo relevante las subidas de Gabriel Vallés, el apoyo de Mancuello e intentó buscar la función de pivote en Sebastián Penco.

Claro que lo más trascendental fue esa jugada que se dio en el minuto 16 en la que el Rolfi tomó la pelota, encaró, tocó para el Pocho y fue a buscar la definición de primera. Recibió, se fue acomodando para su izquierda mientras los volantes de la Gloria le miraban el número de la camiseta y los defensores quedaban perplejos ante su aparición, y en el momento justo sacó un zapatazo que se coló en el ángulo del primer palo.   

Así, Independiente, alcanzó un empate que más tarde se convertiría en un triunfo que lo deja a un paso del ascenso tan anhelado. Fue tan importante su gol, que no sólo le cambió su juego, si no que incrementó el rendimiento de todos sus compañeros. A partir de ahí el Rojo se lo llevó por delante a Instituto y lo mató anímicamente.

Esta situación demuestra la ascendencia del capitán sobre el plantel. El Rolfi marcó 10 tantos y hoy es el goleador del conjunto. Sí, tiene uno más que Parra y el doble de Penco. Sin dudas que Montenegro es uno de esos tipos claves del plantel. Por eso, es que se le exige un rendimiento acorde y uniforme. Es en él en donde se ponen las expectativas. Es él, el que desde su experiencia, calidad y presencia debe guiar al resto de sus compañeros hacia el objetivo.

Yoyo Yoyo

Siempre en lo importante

Actualidad

Con olor a despedida: la contundente decisión que los aleja del club Con olor a despedida: la contundente decisión que los aleja del club

Con olor a despedida: la contundente decisión que los aleja del club

Actualidad

La promesa que realizó la dirigencia a Domínguez La promesa que realizó la dirigencia a Domínguez

La promesa que realizó la dirigencia a Domínguez

Actualidad

Nadie quiere hacerse cargo Nadie quiere hacerse cargo

Nadie quiere hacerse cargo

Actualidad

Advertisement
Connect