Connect with us

Los pibes que pusieron la cara por todos

La mala elección de los refuerzos y el nivel exageradamente bajo de algunos otros determinaron que el partido que marcó el descenso de Independiente tuviera mayoría de jugadores surgidos del Club.

“El año que viene hay que jugarlo con jugadores hechos, mechados con algunos chicos. Ellos no pueden comerse los murmullos”. Las declaraciones de Javier Cantero hace casi un año, hacen eco en el presente de Independiente. Sin embargo, de esos refuerzos de jerarquía, sólo terminaron en cancha Cristian Tula, Claudio Morel Rodríguez y Daniel Montenegro.

Independiente comenzó, allá por junio del año pasado, a armar un plantel con jugadores de experiencia para afrontar la campaña que lo tendría comprometido con los promedios. Sin embargo, en la foto del descenso estarán Diego Rodríguez, Lucas Villalba, Juan Manuel Trejo, Leonel Miranda, Agustín Eloy Rodríguez y Adrián Fernández. Si, aquellos chicos a los que supuestamente había que preservar tuvieron que dar la cara por un montón de otros mucho más responsables que ellos.

Dirigentes que armaron un plantel pobre, que apostaron por un DT inexperto y luego naufragaron en un mar de incertidumbres y jugadores que, no sólo que rindieron muy por debajo de lo esperado, sino que además no tuvieron ni un poco de actitud. Por eso se terminan destacando Cristian Tula, Fabián Vargas, Claudio Morel Rodríguez y Daniel Montenegro. Porque hasta último momento, pese a las lesiones, decidieron infiltrarse para entrar al campo de juego y hacerle frente a este momento.

Lo que queda para decir del resto, pese a ser mucho, no hará la diferencia con el descenso ya consumado. Porque es cierto, hoy no salieron en la foto, pero gran parte de este descenso es suyo. Eduardo Tuzzio: “Si no pagan las primas, no viajo a Tandil”, sus desplantes a la dirigencia y su campaña para que no regrese Gallego. Roberto Battión, el eterno abonado a los masajistas y al gimnasio. Víctor Zapata y sus peleas con Gallego: “No me banco a los técnicos vigilantes”; Jonathan Santana y las mil lesiones, al igual que Luciano Leguizamón. También Ernesto Farías, quizás el fracaso más rotundo de un jugador – por sus pergaminos – en los últimos años del Club. Y ni que hablar de los que ya no están. Sus nombres quedarán marcados a fuego en la peor historia de Independiente. Así como los de los pibes del Club, que salieron a ponerle el cuerpo, la sangre y las lágrimas a esta situación. A poner la cara por ustedes.

Foto: La Nación.

 

 

Bochini: " Bochini: "

¿El Bocha se mete en el mundo del Streaming?

Actualidad

Las Diablas no pudieron con el Canalla Las Diablas no pudieron con el Canalla

Las Diablas no pudieron con el Canalla

Diablas

Debutó Benjamín Agüero en la cantera del Diablo Debutó Benjamín Agüero en la cantera del Diablo

Debutó Benjamín Agüero en la cantera del Diablo

Actualidad

El respaldo de Jorge Burruchaga a Carlos Tevez

Actualidad

Advertisement
Connect