Connect with us

No da para más

Independiente volvió a jugar mal y perdió 3-1 con Platense luego de ir ganando 1-0. ¿Hasta cuándo habrá que soportar esto?

Es una película de terror constante, siempre un capítulo nuevo. Cambia el verdugo, pero la víctima siempre es la misma. Independiente volvió a ser un equipo débil, sin ideas, inconexo y, sobre todo, sin defensa. Si, porque los cuatro que están abajo no pueden hacer absolutamente nada, pierden tanto por abajo como por arriba.

De arranque, Eduardo Domínguez falló con el once inicial. Dejó a Sebastián Sosa y a Juan Insaurralde, los máximos responsables del papelón en el Maracaná. Solo varió con las inclusiones de Alan Soñora, Lucas González, e Iván Marcone. El primer tiempo, sin embargo, no fue tan vergonzoso.

Platense arrancó mejor, si, pero poco a poco Independiente empezó a someter al Calamar, y llegó a estar mejor. El Rojo tuvo varias llegadas, con pasajes interesantes sobre todo por la banda derecha, pero pecó de impreciso. Aún así, pegó primero: Leandro Benegas bajó un gran centro de Lucas Romero, y Lucas González consiguió poner arriba al local.

 

Sin embargo, lo que debía ser un trámite a partir del gol, fue todo lo contrario. El Diablo empezó a sobrar el partido, y a fallar situaciones claras. Benegas no lograba conectar, y la visita estaba con vida. Así hasta que, sobre el final de la primera parte, Iván Marcone regaló la pelota cerca del área. Luego, tras un centro desde la izquierda, perdió la marca de Alexis Sabella, y el futbolista empató.

 

La igualdad puso nervioso a un Independiente que se encontraba mejor, y esto cambió rotundamente el complemento. En la segunda mitad, los dirigidos por Omar De Felippe presionaron y empezaron a someter al Rojo. Así, lograron jugar en el área del local, y Sebastián Sosa tuvo que ser protagonista en varias ocasiones. Pero la suerte no duró mucho, y después de un rebote que dió el arquero, Horacio Tijanovich remató con la suerte de que la pelota le dio a Juan Insaurralde. El desvío complicó al charrúa y Platense se puso 2-1 arriba. ¿Qué hizo el Chaco? Nadie sabe.

 

El gol de Tijanovich noqueó definitivamente al Rey de Copas, y lo durmió en su propia casa. Los dirigidos por Eduardo Domínguez estaban mal, y quedaron peor todavía. Solo faltaba el golpe final, y se dio en tiempo cumplido. Luego de un contrataque muy bien manejado, Vicente Taborda definió de cara al arco y sentenció el encuentro.

 

Al final, los hinchas terminaron cantando contra Hugo Moyano. Aún así, tanto Domínguez como los jugadores son claros responsables del presente futbolístico de Independiente. El equipo sigue sin encontrar una idea de juego, y los rivales le ganan con poco y nada. Ahora, para colmo, se viene el Clásico, donde deberán dejar el 200% cuando no logran dar ni el 50%. ¡Basta de excusas! ¡Esto es Independiente!

Qué se le viene Qué se le viene

¿Qué se le viene al Rojo?

Actualidad

Granate Granate

Árbitro para visitar al Granate

Actualidad

otra vez otra vez

Otra vez en el debut Julio, otra vez…

Actualidad

Errores que se pagan caro

Actualidad

Advertisement
Connect