Connect with us

No alcanzó

Independiente ganó en el Cilindro 2-1 con dos hombres menos ante un rival que demostró una vez más lo chico y lo asustado que está cuando ve la casaca roja enfrente. Sin embargo, se quedó en la puerta de la Copa Libertadores.

Sin dudas hubo otra actitud. Sin dudas los jugadores de Independiente se fueron con la cabeza en alto y dejaron todo. Lamentablemente no alcanzó. Lamentablemente Jorge Ortiz dio la nota mala con la expulsión que lo hizo irse antes cuando sus compañeros lo necesitaban adentro. Lamentablemente, Jesús Méndez tuvo otro episodio que también le valió la roja, quizás por portación de apellido, quizás por entrar en un juego al que no tendría que haber entrado.

Lo cierto es que con dos hombres menos Independiente demostró quién manda en el barrio, quién se enmudeció y se asustó tanto que no le dio para festejar. Porque con 9 jugadores llegó el gol de Lucero, para el 2-1 y el derechazo de Víctor Cuesta que se fue apenas elevado y casi lleva la eliminatoria a los penales. E inunda el hospital Fiorito de almas infartadas.

Desde el minuto cero, los dirigidos por Mauricio Pellegrino hicieron todo lo contrario a lo que realizaron en el Libertadores de América. La defensa estuvo firme y muy atenta para anticipar. El mediocampo, con Méndez a la cabeza, presionó la salida, recuperó rápido y creó muchas situaciones. Los delanteros, activos, dinámicos y amenazando todo el tiempo el arco de Saja, que dicho sea de paso, se atajó todo.

El partido fue muy intenso. El local estuvo metido atrás, atado y sin poder dañar. Sólo llegó firme de pelota parada y ahí fue donde consiguió el gol que lo depositó en la Copa Libertadores. Tiro de esquina, Lollo saltó solo y la metió en un ángulo. Ahí, con esa jugada, llegó la igualdad. Unos minutos antes había sido Cristian Rodríguez el que desde la media luna, en un tiro libre, quebró la resistencia de Saja apenas pasados los 20 minutos del complemento.

Sí, el Cebolla que ingresó por Federico Mancuello le dio otro toque al equipo. Marcó la diferencia. Tanto en el primer gol, como en el segundo gracias a su asistencia para Juan Martín Lucero. El derechazo del delantero se metió en la red cuando faltaban dos minutos de descuento y tras una floja resistencia de Saja.

Y, para darle más dramatismo a todo, último segundo del encuentro. Pelota que logra peinar Lucero y aparece Víctor Cuesta por derecha para darle muy exigido. Su remate se fue apenas alto y nadie quiso festejar. Lo cierto es que unos van a la Libertadores y el Rojo a la Sudamericana. El premio consuelo en un año en el que los objetivos se fueron quedando en el camino de uno en uno. Será momento de reflexionar y trabajar para evitar lesiones y lograr mayor profesionalismo en todas las áreas para poder alcanzar las alegrías que hace tiempo pretende y pide el hincha.

Hay Costa para rato

Actualidad

vs Platense: vs Platense:

Entradas vs Platense: ¡Información importante!

Actualidad

Árbitro para recibir al Calamar

Actualidad

Hachen sigue causando problemas Hachen sigue causando problemas

Hachen sigue causando problemas

Actualidad

Advertisement
Connect