Connect with us

Preocupante

https://www.infiernorojo.com/independiente//imagenes/2008/09/perd.jpg

Independiente anda de mal en peor. Por la octava fecha del Torneo Apertura, el equipo de Claudio Borghi volvió a mostrar un nivel bajísimo y perdió, como local, 2-0 ante Lanús. De esta manera, el “Rojo” acumuló su segunda caída al hilo y quedó ya a nueve puntos de San Lorenzo, único líder del certamen. ¿Cómo se sale?

Resulta difícil descifrar a qué juega este Independiente. De local, de visitante, ganando, perdiendo, no importa la circunstancia, los dirigidos por el “Bichi” se muestran desorientados. Esta vez, ante los pibes de Lanús, perdieron 2-0 exhibiendo un nivel pobrísimo y pudo ser peor de no haber sido por la actuación de Fabián Assmann.

Daniel Montenegro está desconocido, al solitario Leonel Núñez no le llega la pelota, Hernán Fredes no aporta y el resto no acompaña. El arquero estuvo bien, Leandro Gioda sacó lo que pudo, Lucas Mareque, Adrián Calello y Lucas Pusineri pusieron ganas pero con eso no alcanza. No alcanza para erigirse en un equipo en serio.

En la etapa inicial los dos equipos jugaron casi sin arcos y aburrieron a los miles de hinchas que se acercaron a la cancha de Racing. Pero en el complemento, como ya le ocurrió ante Newell’s, Boca, Gimnasia de Jujuy, Gimnasia La Plata, Independiente salió dormido y antes de los 10 minutos le anotaron: Diego González capturó un rebote en el área luego de un corner y marcó el 1-0.

El gol, lejos de despertar al equipo, lo planchó. Pese a que Borghi mandó todo lo que tenía en el banco a la cancha (ingresaron Gandín, Sosa y Centurión), el marcado nerviosismo de los jugadores y la falta de ideas hizo que, pese a tener más tiempo el balón, casi no se lo inquiete a Carlos Bossio.

Y faltando 12 minutos para el final, con el “Rojo” volcado en ataque, Lanús liquidó el partido con un ataque bien manejado por el ingresado Diego Lagos, quien centró el balón y habilitó a José Sand, quien puso el 2-0 y desató la desazón en la gente local. Y no quedó tiempo para más.

Ahora la cosa está complicada para Borghi y sus muchachos. San Lorenzo volvió a ganar y, en ocho fechas, ya les sacó nueve puntos de diferencia. Aún falta muchísimo, es cierto, y la distancia con el líder no es insalvable. Pero el principal rival de Independiente no son justamente los demás conjuntos, sino el propio Independiente. Y hasta que no resuelva su propia identidad, el panorama será oscuro…

Lobo Lobo

¿Asoma por la derecha desde el Lobo platense?

Actualidad

Daniel Garnero Daniel Garnero

Daniel Garnero: “Mi sueño era jugar en Primera y en cancha de Independiente”

Actualidad

La palabra La palabra

Vuelve a la carga

Actualidad

Diablas de Selección

Actualidad

Advertisement
Connect