Connect with us

Sigue con chances

Independiente derrotó 4-0 a General Caballero y continúa con vida en la Sudamericana.

Partido fácil, sencillo, el que se le presentó a Independiente. Golpeado, el Rojo fue a Paraguay a enfrentarse con un rival visiblemente peor, y se notó la diferencia. Aún con un plantel corto y falto de jerarquía, el Rey de Copas fue más que General Caballero y se llevó un merecido 4-0.

De arranque, Independiente propuso el juego. Los dirigidos por Eduardo Domínguez tenían la pelota y las acciones, pero no lograban inquietar a Juanito Alfonso. Sin embargo, con el correr de los minutos, empezó a generar llegadas, y puso en riesgo al rival. Domingo Blanco obligó con un gran remate al ángulo, y Juan Insaurralde erró abajo del arco.

Así hasta que, a los 42 del primer tiempo, llegó el quiebre. Damián Batallini peleó la pelota en el área y recibió un pisotón que Nicolás Gamboa pitó como penal. Desde los doce pasos, Blanco definió con soltura, suave y junto al palo, para poner el 1-0. Era merecido, pero el Diablo necesitaba más.

En el complemento, Independiente siguió obligando. Con General Caballero desesperado, el Rojo jugó con eso, y generó las jugadas más peligrosas. Así, a los 13 de la segunda parte y luego de una gran salida por izquierda, Damián Batallini envió la pelota al medio. Tomás Pozzo, con un zurdazo cruzado, puso el 2-0.

Sobre el final, apareció Leandro Fernández. El delantero no llevaba mucho tiempo en la cancha, pero lo poco que estuvo, le alcanzó. Luego de un pase, remató al arco, la pelota dio en un defensor y, con suspenso, ingresó. Luego, el atacante aprovechó un regalo de la defensa rival, se fue solo y, ante la llegada de Alan Soñora, cedió la pelota para que el juvenil convierta el 4-0.

Luego, fue más de lo mismo. El Rey de Copas sometió al elenco paraguayo, pero no pudo aprovechar las llegadas que generó. El duelo era para una goleada histórica que habría servido para la diferencia de goles, pero el 4-0 consumió los pocos minutos que quedaban. Al final, los dirigidos por Eduardo Domínguez se llevaron un triunfo que, a juzgar por el desarrollo del encuentro, podría haber sido más abultado.

Durmió Independiente y le encajaron a Chade

Actualidad

El caso insólito de Poblete: De estar casi adentro a estar prácticamente afuera

Actualidad

Que cada cual se haga cargo de lo que le corresponde Que cada cual se haga cargo de lo que le corresponde

Que cada cual se haga cargo de lo que le corresponde

Actualidad

A mostrar carácter A mostrar carácter

A mostrar carácter

Actualidad

Advertisement
Connect