Connect with us

Silencio

Con Pablo Moyano en Venezuela y Hugo Moyano sin ir a ninguna cancha de visitante, la presencia dirigencial en Independiente es nula.

Algunos partidos deben servir como punto de inflexión y la vergonzosa derrota de Independiente en el Clásico de Avellaneda debe servir al menos para esto. Porque este Club no puede seguir siendo conducido por 3 dirigentes, de los cuales 2 ni siquiera aparecen en los momentos clave.

Hay que darse un baño de humildad y los principales dirigentes de Independiente deben darse cuenta que esta manera de conducir al Club no solo no funciona, sino que cada día le hace más y más daño. Hoy Independiente tiene en Hugo Moyano a un presidente ausente, que apenas si aparece para las firmas y que no va a ningún partido de visitante. Y un vicepresidente como Pablo Moyano que elige el día del Clásico de Avellaneda para viajar a Venezuela y participar en encuentros regionales de la actividad del transporte. ¿Qué tienen otras actividades además del Club? Perfecto, pero entonces no pueden seguir acaparando todas las decisiones, porque están fallando una y otra vez.

Independiente no puede sostenerse únicamente con Héctor Maldonado como único dirigente en el día a día y 2 gerentes. Está probado que así no funcionó en el último año y medio en el cual se sucedieron todos los errores y horrores posibles en el fútbol: jugadores por los cuales se gastaron cifras millonarias y que no toleraron ni 5 meses con la camiseta de Independiente. Porque ni aunque el secretario General acertara en todas las decisiones tiene tiempo físico para atender todas las demandas que tiene un Club de la envergadura como Independiente.

La actualidad del Club es un escándalo, con problemas económicos evidentes, problemas deportivos alarmantes y una acefalía total en la conducción. No se sostiene más el discurso que busca culpables afuera y no mira nunca para adentro. Si no son los medios, es Mauricio Macri, o los árbitros. Basta, es insostenible: Independiente se boicotea solo.

Está claro que por idiosincracia, tanto Hugo como Pablo Moyano no están acostumbrados a delegar responsabilidades. No lo hicieron nunca en el ámbito sindical. Quizás es momento de que aprendan a hacerlo en el fútbol. ¿O acaso no convocaron al resto de los dirigentes a una reunión a finales de año pasado? Quizás fue solamente una pantalla y no un reconocimiento sincero de la suma de errores cometidos últimamente. Si están a tiempo ¿Por qué no se dejan ayudar?

Para no repetir la ceguera de hacerle caso en absolutamente todo a cualquier técnico que llegue y les haga pagar fortunas por jugadores que no son ni el quinto suplente en su club. Para que no se encuentren nunca más ante la situación de traer a un técnico al que no le pueden acercar ni al 9 de Central Córdoba porque no les cierran los números. Para que Independiente no muestre más la imagen que mostró en el Cilindro. Para no mirar más la tabla y vernos afuera de todas las copas de la siguiente temporada. Y para que nadie tenga ni siquiera el reflejo de empezar a mirar nuevamente la tabla de los promedios.

Las fulminantes palabras de Falcioni contra Montenegro

Actualidad

Uno X Uno + Puntajes ante el Granate Uno X Uno + Puntajes ante el Granate

Uno X Uno + Puntajes ante el Granate

Actualidad

Empate con sabor a nada

Actualidad

Benegas se equivocó con el hincha y pidió disculpas Benegas se equivocó con el hincha y pidió disculpas

De cabeza al empate

Actualidad

Advertisement
Connect