Connect with us
siempre

¿Hasta qué punto la “autocrítica” tiene valor?

siempre

El “Me hago cargo” o “Hay que hacer autocrítica” vienen siendo los parámetros de base para las conferencias de prensa de Eduardo Domínguez. Pero, evidentemente, eso mismo no se traslada al grupo. 

Independiente cayó ante Lanús por 1 a 0, dejando, una vez más, mucho que desear en cuánto al funcionamiento en sí. Un equipo alternativo, en donde cada uno de los futbolistas jugaron para seguir siendo suplentes y no ganarse un lugar en el once titular. Ahora bien, el rol de Eduardo Domínguez no cumple con las expectativas. La culpa de este presente de Independiente es repartida. Él tiene su parte. La opinión pública sobre el qué hacer con el DT cuenta con una diversidad de posturas bien marcadas. Genera controversia. 

Una vez más, Eduardo Domínguez declaró en conferencia de prensa: “Estamos en Independiente y nos tenemos que hacer responsables. Me hago responsable. Hay que seguir trabajando para mejorar. Todo análisis lo haremos al final, después del último partido. Es evidente que no nos alcanza por el lugar que estamos en la tabla. En muchos pasajes de varios partidos vimos lo que nos gusta, pero está claro que no nos alcanza”.

Pero el dilema surge cuando estas palabras se tornan repetitivas en la gran mayoría de declaraciones, post partidos. La autocrítica no sirve de nada sino se demuestra dentro del campo de juego. La palabra pierde valor. Hay que reflejar que ese “hacerse cargo” sirve y se implementa en el grupo.

La gente está cansada de esta actualidad de Independiente y, desde el agotamiento mismo, opina sobre el que hacer con este entrenador. Muchos optan por no contar más con los servicios de Domínguez y que deje de ser el DT de Independiente. Otros, que también son bastantes, prefieren darle más tiempo para que le de una identidad a este plantel, que parece ser muy difícil.

En muy pocos tramos de lo que se jugó hasta ahora, el equipo ha mostrado una actitud ofensiva y una leve mejoría. Pero, en la mayor parte de los minutos disputados, el funcionamiento fue pobre y triste. ¿Hasta cuándo la autocrítica tiene valor? ¿De qué sirve el hacerse cargo, si los que entran a la cancha no respaldan?

Más allá de esto, lo que está claro es que la culpa, meramente suya, no es. Eduardo Domínguez tendrá responsabilidad en lo colectivo, sí. Pero en la faceta individual, si cada uno de los laterales no pueden levantar un centro óptimo para los atacantes, si los defensores centrales no marcan como se debe, si el arquero sale y queda pagando en los mano a mano, si los volantes no tienen versatilidad y son imprecisos, si los delanteros no hacen goles, está claro que la culpa no es de uno, sino de de varios protagonistas. 

Tendrán que replantearse bastantes cosas. Tanto dirigentes, mánager y entrenador. Sea cual sea la decisión y determinación que se tome, la limpieza interna debe ser profunda. La vara está cada vez más baja. Y el horizonte cercano que se ve, es oscuro. Muy oscuro. Hagan valer la palabra. Demuestren.

 

 

Se viene La Noche Roja Se viene La Noche Roja

Se viene La Noche Roja

Actualidad

La escuela de DT del Rojo: todo lo que tenés que saber antes del inicio La escuela de DT del Rojo: todo lo que tenés que saber antes del inicio

La escuela de DT del Rojo: todo lo que tenés que saber antes del inicio

InfiernoRojo el Programa

#203| #203|

#203| LA EXORBITANTE CIFRA QUE DEBE PAGAR INDEFINIDAMENTE PARA NO QUEDAR INHIBIDO-SE VIENE ARGENTINOS

Actualidad

Jóvenes de Selección Jóvenes de Selección

Jóvenes de Selección

Actualidad

Advertisement
Connect