Connect with us

Vergüenza histórica en Paraná

Independiente cayó 3-1 con Patronato, último en los promedios, en un partido donde hizo todo para perderlo. ¡Pídanles perdón a los hinchas!

Horroroso, bochornoso el partido que jugó Independiente en Paraná. El Rojo tenía que conseguir los tres puntos, y pareció haberse tomado el duelo como si no le importara, como si no tuviera trascendencia. Sobró al último de la tabla de los promedios, y lo pagó caro.

De arranque, el Rey de Copas empezó dormido. De un tiro libre, la pelota encontró la cabeza de Axel Rodríguez, quien conectó y la envió al medio del arco. Sebastián Sosa, por su parte, tuvo una floja respuesta, y el local encontró el 1-0 en el arranque del encuentro. Si, el duelo arrancaba de la peor manera.

 

Luego, Jorge Valdéz Chamorro cometió una dura falta y, tras revisarlo en el VAR, Fernando Espinoza lo expulsó. Era el escenario ideal para empatarlo, pero nada de eso pasó. En una jugada que no tenía mayor peligro, Sosa quiso cancherear a Jonás Acevedo. El rival le punteó la pelota y marcó el 2-0. ¿Qué quiso hacer el supuesto referente? Ni él lo sabe.

 

Dos goles abajo, Independiente empezó a intentar. Tal fue así que llegó a empatarlo por medio de Leandro Fernández, pero el VAR buscó un offside inexistente para anulárselo. Más tarde, Lucas Romero sacó un zurdazo junto al palo y descontó antes del entretiempo. Sin una gran actuación, el Rojo se ponía en partido.

 

En el complemento, el Rey de Copas desperdició lo poco bueno que había hecho. Lejos de someter a Patronato, manejó la pelota con displicencia, sin agresividad, y le dio tranquilidad a un rival que tenía miedo de sufrir el empate. Y, como si fuera poco, no podía faltar el error de Juan Insaurralde. Luego de un pase al medio, el experimentado defensor se cayó solo y perdió la marca de Axel Rodríguez, que definió contra el palo para poner el encuentro 3-1.

 

Otra vez dos goles abajo, Independiente se rindió. Intentó con alguna que otra vana aproximación, pero el Patrón ya se sabía con el partido liquidado, y el más grande nunca más se pudo volver a poner en partido. Así, entonces, los de Paraná se llevaron un triunfo que les ayuda a respirar un poco más, mientras que el Diablo agravó su crisis.

Eduardo Domínguez se sigue quejando por la falta de refuerzos, pero hasta ahora el equipo nunca pudo demostrar lo que intenta pregonar. En conjunto con eso, la falta de compromiso de algunos referentes es imperdonable, y también son grandes responsables del momento que atraviesa el club. ¡Dejen de faltarle el respeto a la camiseta!

Empate con sabor a nada

Actualidad

Benegas se equivocó con el hincha y pidió disculpas Benegas se equivocó con el hincha y pidió disculpas

De cabeza al empate

Actualidad

La historia de siempre: Apareció el Pepe e Independiente está abajo

Actualidad

- Lanús - Lanús

Independiente – Lanús: Formaciones, hora, TV y árbitro

Actualidad

Advertisement
Connect