Connect with us

Crónica de un desastre anticipado

Lo que pasó anoche dio toda la sensación de haber estado armado para suspender el partido. Desde la tarde que hubo varios indicios de que algo iba a pasar. ¿Quién le está soltando la mano a Independiente?

Faltaban horas para que empiece el partido y ya se sabía que algo iba a pasar. Los trapitos anunciaban a viva voz a los dueños de los autos que los dejaran lejos del estadio, para que no sufrieran daños. El dato, luego, fue confirmado en la transmisión de Rojos de Pasión.

El clima era extraño en los ingresos al Libertadores de América. Como viene sucediendo hace varias fechas, quizás con mayores recaudos, se sucedieron los  cacheos en todo el trayecto de la calle Alsina. Desde el Club, alertados por la posibilidad de algún hecho, solicitaron se tomaran mayores recaudos.

Sin embargo, el cacheo exhaustivo para algunos – la mayoría – parece ser inexistente para otros. Desde esta columna ya se comentó algo que parece repetido en todos los partidos: el ingreso de la barra, custodiada con cordones policiales; los socios detenidos en Alsina y Bochini hasta que entre el último. Pero ayer fue peor.

Durante el partido, colgaron dos banderas en contra de la jefa de Seguridad, ambas con los colores azul y amarillo, haciendo referencia a que Florencia Arietto es hincha de Boca Juniors. La primera rezaba “Arietto Miente”. La segunda: “Arietto Gobernadora. Tribuna sin fiesta”.

Antes y durante el primer tiempo, se escucharon repetidas veces diferentes bombas de estruendo, todas provenientes desde la Popular Norte, la misma donde estaban las banderas. Sin embargo, el partido se jugó hasta los 45 minutos, cuando Belgrano ganaba 1 a 0.

Al regreso del entretiempo, sucedió lo que todos vieron. Cerca de 8 bombas de estruendo cayeron cerca de Juan Carlos Olave e incluso también apuntaron contra Américo Gallego, cuando fue a tratar de calmar a los violentos. El entrenador, desolado, se retiró con los ojos en lágrimas del estadio.

La primera pregunta, lógica, que surge es inmediata. Con tantos cacheos ¿cómo ingresaron las bombas a la popular local? Según pudo averiguar InfiernoRojo las mismas ya estaban dentro del Estadio con antelación al partido. “Las plantaron”, fue el comentario. La intención fue clara desde un principio: suspender el partido. Previo a la caída de la primera bomba, alguien avisó a los alcanzapelotas que se corrieran de ese sector. 

El resto de la gente mostró su total repudio: cantó, una vez más, en contra de la barra, de Pablo Álvarez, coreó el nombre de Javier Cantero e insultó a Julio Comparada. Pero esto no fue lo único que pasó, porque mientras por los parlantes del estadio se anunciaba que Saúl Laverni había suspendido el partido, en las afueras del Libertadores de América comenzaba otro episodio.

Desde la zona de las vías, detrás de la Popular Sur, otro grupo comenzó a arrojar piedras hacia el playón de estacionamiento detrás de la Platea Erico. Autos destrozados e hinchas que comenzaban a retirarse, volvieron a ingresar a las tribunas ante el salvaje ataque. Por supuesto, en el terraplén desde donde caían los proyectiles, no había un sólo efectivo policial.

Adentro, la bronca iba creciendo. Los socios que se agolparon en el hall de la Erico, cargaron contra la policía, ubicada detrás de las vallas. “Ustedes los cuidan y no nos cuidan a nosotros. Saben quienes son todos y no hacen un carajo”, gritaban enardecidos. Uno de los efectivos, apostado en la baranda del primer piso, miraba hacia abajo con una sonrisa socarrona.

Los hinchas ubicados en las populares, mientras tanto, esperaban que les abrieran las puertas para irse a sus casas. Pero hay que resaltar un detalle: apenas finalizados los incidentes, se abrió las puertas para que se retiraran los barras, custodiados. 

Arriba, en los palcos, una abatida Florencia Arietto le presentaba a Javier Cantero su renuncia, pese a su firme intención de permanecer en el cargo. Minutos después lo confirmó en la transmisión de Sólo Rojo. Luego Cantero ratificaría tácitamente a la jefa de Seguridad en su cargo: “Si la atacan, atacan a toda la comisión directiva. Trabaja bien y eso les duele”.

Minutos antes, un grupo de hinchas, más enardecidos, le recriminaron a Eduardo Villalba, jefe de representantes de socios de Independiente Místico, que la dirigencia permitió que esto sucediera. “Ustedes saben quienes son también, hagan algo”, gritaron cada vez con más vehemencia. Villalba invitó, también alzando la voz, a los socios a la Sede a apoyar a Independiente. Otros, que no entendieron la situación, comenzaron a recriminar o acusar a esos hinchas que pertenecían a otra agrupación, como si eso fuera descalificador por si mismo. El presidente fue claro, al convocar a todos para armar un frente común y trabajar en conjunto.

Con todos estos elementos, lo que quizás hizo ruido fueron las declaraciones de  Cantero respecto del accionar de la Policía: “No me consta la connivencia”. Hoy amplió detalles de lo que pasó anoche: “El jefe del operativo me dijo que no entraron a la popular para no iniciar una batalla campal y yo la verdad no quiero heridos. Pero esto sirve si en la semana vamos, los buscamos y los metemos presos, porque sino no funciona como excusa y somos todos unos cagones”.

Y así llegó el final de la noche. Con los hinchas retirándose consternados, sin entender bien que había pasado. Mirándose a los ojos, convenciéndose aún de que deberían estar discutiendo aquella jugada desperdiciada por Ernesto Farías y no esta situación. Regresando a sus casas con uno de los peores sinsabores, dolidos, pero convencidos de que hay muchos que operan para generar desestabilidad en Independiente, para profundizar la crisis deportiva. Somos más que ellos, debemos ser más. Nos corresponde no darles el gusto.

 

vs Banfield vs Banfield

La decisión que comunicó el club sobre los sectores del estadio

Actualidad

#TodosAlPlayón #TodosAlPlayón

#TodosAlPlayon: La viral convocatoria de los hinchas post partido ante Huracán

Actualidad

Hugo Moyano le volvió a faltar el respeto al hincha Hugo Moyano le volvió a faltar el respeto al hincha

Moyano y una vergüenza tras otra: “¿Qué mierda querés que haga?

Actualidad

gente gente

El que se juega sin gente será vs Colón

Actualidad

Advertisement
Connect