Connect with us

Esa maldita Recopa

Desde que se inventó el Rojo la jugó cuatro veces y sólo la pudo alzar en una oportunidad. ¡Reviví cada final!

Independiente es sinónimo de mística a nivel internacional y tiene una gran efectividad en finales en Sudamérica. Con decir que disputó 7 finales de Copa Libertadores y ganó las 7, alcanza. Sin embargo, en la Recopa no tuvo tanta suerte. En dicho certamen, que arrancó en un enfrentamiento entre el campeón de la Libertadores con el de la Supercopa y actualmente es con el de la Sudamericana, el Orgullo Nacional pudo salir triunfante una sola vez y cayó en otras tres ocasiones.

Comenzó en 1989 y la primera vez que la jugó el Orgullo Nacional, fue en 1995, contra el Vélez Sarsfield de Carlos Bianchi. Independiente venía de ganar la Supercopa frente a Boca en 1994, mientras que el Fortín había hecho lo propio en la Libertadores frente al temible Sao Paulo. Los entonces dirigidos por Miguel Brindisi derrotaron 1-0 a los de Liniers en Tokio, con gol de José Serrizuela y se alzaron con la Recopa.

Al año siguiente, en 1996, tocó contra Gremio también en Japón. El Diablo había logrado el Maracanazo en la Supercopa de 1995 frente a Flamengo, y el Tricolor había derrotado a Atlético Nacional para alzarse con la Copa Libertadores. En la Recopa, jugada en Köbe, la diferencia entre ambos equipos fue abismal: Los brasileños golearon 4-1 a los entonces dirigidos por Gregorio Pérez, que apenas lograron igualar el encuentro transitoriamente por medio de Jorge Burruchaga.

Otra más, la Recopa de 2011, frente a Internacional. Otra vez el rival fue un conjunto brasileño, que un año atrás le había ganado la Libertadores a Chivas de Guadalajara, mientras el Rojo había logrado la Sudamericana frente a Goiás. Con el formato actual, Independiente derrotó a los de Porto Alegre en Avellaneda por 2-1 con tantos de Maximiliano Velázquez y Marco Pérez, pero en Brasil cayó 3-1 y también fue Velázquez quién marcó el transitorio 2-1 en contra para el Rey de Copas.

Por último, muy recordada por la extrema paridad -aunque Independiente jugó los dos partidos con 10 hombres-, la serie contra Gremio de Brasil. En la ida fue empate 1-1, con gol de Fernando Gaibor de tiro libre y expulsión de Emmanuel Gigliotti a instancias del VAR. En la vuelta, a pesar de que el VAR también sacó a Fernando Amorebieta, el Rojo lo supo aguantar y hasta tuvo situaciones clarísimas para llevarle el trofeo. Finalmente el 0-0 decretó penales y en la tanda fue Martín Benítez quien erró, dándole el trofeo a los Gaúchos.

ubicación ubicación

Un espanto: La ubicación del Rojo en la tabla, al término de la 14°

Actualidad

Silvio Silvio

La decisión final de Fortaleza con Silvio Romero

Actualidad

por Alex Vigo por Alex Vigo

¿Qué pasó con la oferta por Alex Vigo?

Actualidad

Venta de entradas para ir a Mendoza

Actualidad

Advertisement
Connect