Connect with us
De estar para ganarlo por 2-0 al empate, sin escala. Independiente pagó muy caro en su arco las malas decisiones en el área de Barracas Central. Cuando la falta lucidez en los momentos clave repercute en el resultado.

Malas resoluciones, malos resultados

De estar para ganarlo por 2-0 al empate, sin escala. Independiente pagó muy caro en su arco las malas decisiones en el área de Barracas Central. Cuando la falta lucidez en los momentos clave repercute en el resultado.

De estar para ganarlo por 2-0 al empate, sin escala. Independiente pagó muy caro en su arco las malas decisiones en el área de Barracas Central. Cuando la falta de lucidez en los momentos clave repercute en el resultado.

Cuando las decisiones son equivocadas, muchas veces en el fútbol terminan costando caras. Eso le pasó a Independiente en el pálido empate conseguido ante Barracas Central, que sirvió para cortar la racha de dos derrotas seguidas, pero no sumó en nada el puntito en casa. De estar para ganarlo por 2-0 al 1-1. Un momento de quiebre del cual nunca logró reponerse en el partido.

El arranque había sido prometedor, con llegadas claras al arco visitante que obligaron al arquero Rodrigo Saracho a estar lúcido para evitar el gol en su valla. El 4-3-3 dibujado por Julio Falcioni, con Tomás Pozzo y Juanito Cazares como extremos, parecía funcionar. En esos primeros minutos de entusiasmo, el Rojo se impuso y generó juego y llegadas. No obstante, le duró demasiado poco.

Barracas comenzó a presionar y a ganar pelotas con facilidad en la mitad de la cancha. Hubo errores marcados de Sergio Barreto, de Gabriel Hachen y de Iván Marcone, quienes regalaron balones que dejaron a todo el equipo mal parado. Salvó siempre Milton Alvarez.

Así y todo, el local seguía bien armado de mitad de cancha hacia adelante. E hizo pesar eso para aumentar la cuenta con una definición de puntín de Cazares. La cosa resultaba favorable para el Diablo, que volvía a inclinar el campo. Los dirigidos por De Paoli acusaron el golpe. Independiente creó más chances y debió haber convertido un tanto más en ese primer tiempo. Ahí el punto de inflexión.

¿Qué pasó? Hubo dos situaciones muy evidentes de peligro neto para los de Avellaneda. Las dos seguidas. En la primera, Alan Soñora recibió habilitado y en libertad por el punto del penal. Era una ejecución en movimiento. Pudo darle de primera, pero eligió pararla. No estuvo mal esa determinación. De hecho la controló y tenía un tiempo más, pero la pelota tardó en bajar y cuando se disponía a sacar el remate, lo interceptó un defensor. Era gol.

La otra: Pozzo, de noche irregular, eligió mal. Toto dominaba por la derecha y tenía un abanico de opciones para continuar la jugada, que pedía un pase a un compañero en zona de fuego. Sin embargo, Pozzo optó por el remate, que no resultó como lo esperaba ya que se fue alto y desviado, muy desviado. Hubo miradas de lanza de sus compañeros.

La siguiente acción aprovechó las secuelas de esa jugada mal concluida por Independiente. Alex Vigo quedó arriba, Fernando Valenzuela se escurrió por la izquierda del ataque de Barracas, la pasó atrás para Facundo Mater (Vigo nunca apareció), que filtró hacia el medio. Allí se encontraba Juan Manuel Vázquez, quien giró ante la alarmante pasividad de Juan Insaurralde, enganchó y definió de zurda.

Párrafo especial para el Chaco. El defensor viene sufriendo secuencias similares casi todos los encuentros. Reacciones tardías, lentas o nulas que cuestan goles en contra. Como si estuviera clavado en el césped, Insaurralde no cumple su función de neutralizar a los delanteros rivales y eso lo deja muy expuesto a él y a toda la defensa.

El empate fue una herida que no le cerró al Rojo en la noche del miércoles. Una mala ejecución que dejó desacomodado al equipo y de la cual derivó el tanto de Barracas. No hubo recuperación. La visita golpeó de nuevo al inicio del complemento con el cabezazo de Colmán entre Barreto y Marcone.

Desde el ímpetu, le alcanzó para igualarlo con el primer grito de Marcone con la camiseta roja. Pero no le dio para nada más a Independiente, que resolvió mal y lo pagó a un precio demasiado elevado.

Jornada impecable de los chicos Jornada impecable de los chicos

Jornada impecable de los chicos

Actualidad

El semáforo: los tres elegidos Vs Barracas Central El semáforo: los tres elegidos Vs Barracas Central

El semáforo: los tres elegidos Vs Barracas Central

Actualidad

Dóvalo hizo la tarea Dóvalo hizo la tarea

Dóvalo hizo la tarea

Actualidad

El Rojo reaccionó a tiempo y rescató un punto El Rojo reaccionó a tiempo y rescató un punto

El Rojo reaccionó a tiempo y rescató un punto

Actualidad

Advertisement
Connect